Parashá Jaie Sarah


 

Queridos lectores: esta semana corresponde la energía de la parashá  Veheinu Jaie Sarah... Y fueron la vida  de Sarah.

 

En esta semana aprenderemos grandes lecciones para nuestra vida cotidiana. Esta porción se abre relatándonos la muerte de Sarah y la negociación de Abraham para comprar el terreno de sepultura para su esposa. Personalmente, cuando leí la parashá me pareció absurdo que la Torah gaste tantos versículos en una negociación que aparentemente no tiene ningún interés para nosotros. Sólo el Zohar me pudo revelar la Luz detrás de estas palabras. Por eso, Rabbi Shimon Bar Yojai explica, en el Zohar, que la interpretación literal de la Tora se llama Pshat  פשת , pero que con las mismas letras hebreas que escribimos Pshat se escribe también la palabra Tipesh תפש, que quiere decir tonto. Así, pues, al tener la misma guematria las palabras literal y tonto, tienen la misma carga energética.

 

Aunque en el audio de la meditación nos concentramos en el análisis de los secretos de la primera frase de la parashá, detrás de  la negociación que se realizó para comprar el terreno, hay una gran lección, además de que esta compra garantizó un lugar de paz  en medio del conflicto del Medio Oriente, puesto que no sólo Sarah está enterrada allí. Abraham, el padre de todas las naciones, es sagrado tanto para los árabes como para los judíos, y ese sitio es la entrada física de las almas,  es el punto de unión del mundo metafísico con el físico, y por eso todo el mundo lo respeta.

 

Esta negociación fue muy particular, porque tanto Abraham como Efron negociaban para  favorecer al otro, y no a sí mismo. Por otro lado, Abraham veía lo que este sitio era energéticamente, pero nunca se lo dijo a nadie, porque decirlo es permitir que las fuerzas impuras intervengan para infectar de sentimientos negativos la negociación. Y, en realidad, es así como debemos negociar  y vivir la vida. Si yo me ocupo del interés del otro, el otro se ocupará de mi interés. Ya se que no es así como vivimos: el primero que haga esto se verá estafado, porque nuestro deseo es egoísta, pero este es el estado ideal de vida. Si existen los contratos en una negociación es porque las partes necesitan recordar la promesa que hicieron cuando el negocio se concretó, y, por otro lado, para que cada quien asegure su propio beneficio. Si en nuestra vida somos capaces de mantener una promesa de pago, o una sociedad, sólo a través de la conciencia, poco a poco construiremos ese futuro, y, sin duda, la Luz fluiría a través de nosotros. Les aseguro que no  hay empresario más próspero y feliz que aquel que piensa en el beneficio de los accionistas y de los clientes, antes que en el suyo propio.

 

Otra lección que obtenemos de esta negociación: cuando tenemos un proyecto o un deseo de concretar algo, debemos mantenerlo en secreto hasta que esté materializado. El verbo materializa energía y si este sueño o proyecto aún no está maduro, no tiene defensas, no tiene la solidez y la fuerza para materializarse. Entonces, las fuerzas impuras que están buscando Luz se apropian de ella. Es por esto que, cuando contamos lo que queremos hacer, las cosas de pronto se bloquean. Sólo hay que hablar con quien nos puede dar un aporte físico (como un posible socio, un inversionista, un banco, etc.) o energético en ese proyecto. En este caso, sólo se busca el aporte energético o un buen consejo. Lo importante es que las personas que conozcan tu proyecto, tengan la conciencia o el interés para que la energía no se difunda.

Abrazos y ¡¡hasta la próxima!!

 

Maciel.

 

 

Descarga
Parashah KR Jaie Sarah.mp3
Archivo de audio MP3 7.4 MB

Escribir comentario

Comentarios: 0

Kabalah Renovada 2015

 

kabalahrenovada@gmail.com