Parashá Vayeji

 

 Vayeji Ya'akov be'erets Mitsrayim shva esreh shanah…” “Y Jacob vivió en la tierra de Egipto diecisiete años…”

 

A pesar del inicio de esta porción, ésta se enfoca en el encuentro del Patriarca Jacob con su hijo Yosef, Ella nos habla de la muerte de Jacob. El encuentro de Jacob con su hijo, le hizo recuperar el nivel de profecía que había perdido, permitiéndole restablecer la conexión y, de esta forma, poder darle la bendición a  sus 12 hijos antes de morir.

 

En el audio elaborado para esta parashá, analizamos lo que significan, según el Zohar, las primeras palabras de esta porción, mientras que, en esta parte escrita, nos concentraremos en las bendiciones (berajot, en hebreo).

 

Los 12 hijos de Jacob son los representantes de las 12 tribus de Israel, de donde brotan los 12 arquetipos zodiacales. Cuando leemos las bendiciones que Jacob da a sus hijos, pareciera que les está dando, más bien, una maldición. Sin embargo, el Zohar nos explica que el sentido literal es para los tontos: tenemos que ir más allá de lo escrito. Una bendición es una Luz que se otorga. Cuando Jacob le dice a cada hijo su debilidad, lo está desnudando para que la Luz, que él le está entregando, lo corrija.

 

Lo anterior nos revela que para ser bendecidos en algún aspecto de nuestra vida, tenemos que desnudarlo: la sinceridad nos proporciona coherencia, libertad, y éste es el requisito para recibir Luz. Otro aspecto revelado aquí, es la gran importancia de dar o de recibir una bendición. La palabra Berajá (bendición) proviene de las palabras breja (fuente) y berej (rodilla). Siendo así, podríamos decir que una bendición es doblegar las rodillas para conectarnos con la Fuente, sabiendo que las rodillas es lo que sostiene al ego (representan el pasaje que hay entre Yesod y Maljut, en donde el oponente se para).

 

 

Existen muchas bendiciones, pero el estudio del Zohar nos proporciona  la mayor bendición posible. Este libro está escrito en un lenguaje que crea un puente con nuestra alma, el cual deja pasar la Luz que va desmantelando al ego, poco a poco. Para el sagrado Zohar,  nuestro mundo (constituido por nuestras vidas), es llamado Nukva. Éste es un recipiente completamente vacío, que sólo puede llenarse de Luz cuando, de ese vacío, surge un deseo que posee los mismos atributos que la Luz. Por ejemplo, “deseo un millón de dólares para poder crear una empresa que le dará sustento y crecimiento espiritual a 50 empleados”, en lugar de “deseo crear una empresa para vivir mejor, tener independencia económica, volverme millonario, etc”.

 

Explica el Zohar que el objetivo de cada deseo es volverse un partzuf (un mundo). Cuando esto sucede, es porque en él ha entrado la Luz de los cinco estados del alma, es decir, la Luz desde el nivel más alto hasta el nivel más bajo, y esto sólo puede producirse cuando es Zeir Anpin (las emociones corregidas) quien le entrega sus atributos a Nukva. Rabbi Shimon Bar Yojai (autor del libro del Zohar) describe este  acto  de Zeir Anpin, dándole sus atributos a Nukva, como el Retoño de las Flores. Pues bien, una bendición produce  retoño de  flores en nuestra vida, es decir, que por cierta cantidad de tiempo, esta conexión entre Zeir Anpin y Nukva, corrige o llena de Luz el sujeto bendecido. Este acto de bendecir es, literalmente, halar Luz de Zeir Anpin.

 

 

Es muy importante utilizar el lenguaje hebreo en las bendiciones. Cada bendición está estructurada con Nombres de Dios muy poderosos que tienen la capacidad de desatar una actividad en nuestro mundo (no en vano el hebreo es considerado como uno de los lenguajes sagrados). Una bendición, en cualquier lengua, es poderosa, pero al pronunciarla en hebreo, activamos la memoria original de la creación a través de las letras hebreas, las cuales elevan la vibración de los átomos de la materia y, simultáneamente, nos permiten elevarnos también. El hebreo es el idioma que unifica a toda la creación.

 

Por todo lo anterior, aquí les dejo la bendición que se hace antes de comer pan. El trigo, según el Zohar, es un alimento que tiene la vibración del mundo de Atziluth. Al bendecirlo, estamos estableciendo la conexión con ese nivel de Luz y, en consecuencia, con el sustento. Del pan hay muchas cosas que decir, este toma un lugar muy importante dentro de las escrituras sagradas. La imagen que les brindamos aqui, grafica el pan que preparamos en Shabbat, como verán es una trenza, porque él representa  la Luz del sustento descendiendo por las tres columnas del Arbol de la Vida. 

 

 

 

Para tener una mejor conexión, previamente debemos lavarnos las manos y, antes de tomar o comer cualquier cosa, se bendice el pan, diciendo:

 

"Baruj Atah Adonai Eloheinu Melej haOlam Hamotzi Lejem Min haAretz".

 

Una vez que se ha bendecido, se recomienda no hablar hasta que se ingiere el primer bocado de pan (que debe ser no menos del tamaño de una aceituna), de modo que no se pierda el lazo que se creó entre la bendición y el pan. Ya ingerido el pan, esa bendición forma parte de uno y eleva todo el proceso de digestión. A partir del pan, todo lo que se ponga en nuestra mesa quedará bendecido. La Kabalah recomienda no sólo bendecir el pan antes de comer, sino también dar gracias después de hacerlo. Para ello, hay una oración que se hace luego de ingerir una comida en donde se consumió pan hecho de trigo, llamada Birkat Hamazon. Este estado vibratorio dura 72 minutos, así que tenemos esa cantidad de tiempo para realizarla una vez que terminamos de comer (haciéndola en forma de canción se hace más agradable). Por eso, aquí les dejo un audio y la fonética para que se la aprendan.

 

Shir hamaalot beshuv Adonay etshivat Tzion haynu kejolmim. Az yimale sejoq pinu ulshonenu rinah az yo meru vaggoyim higdil Adonay laasot im eleh. Higdil Adonay laasot imanu hayinu semejim. Shuvah Adonay et shevitenu ka afiqim bannegev.  Hazoreim bedimaah berinah yiqtzoru. Haloj yelej uvajoh nose meshej hazara bo yavo verinah nose alumotav.

 

A continuación, encontrarás el audio para esta bendición, así como la explicación de la parashá. Esta demas decir que el pan no se bota bajo ningun concepto, hasta las migas son tratadas con santidad(los kabalistas se las comen tambien), estas se mojan antes de ser desechadas, nunca se tiran al suelo, si no encontramos ningun uso, podemos darselo a los pajaritos(pero siempre colocado en un recipiente), o a los peces. En fin, mientras mas sagrado sea el pan para nosotros, mas elevada sera nuestra consciencia sobre lo que dejamos entrar en nuestro cuerpo. 

 

Les recordamos que, si desean formar parte de nuestro grupo de estudios, pueden enviarnos un correo con su nombre a suscripcionkr@outlook.com, o suscribirse directamente en el formulario de suscripción que se encuentra en la parte inferior (a la derecha) de esta página. Esta semana les enviaré un estudio sobre el Árbol de la Vida y la receta del pan de Shabbat.

 

 

Abrazos y ¡hasta la próxima!

 

Descarga
1 - Birkat HaMazon-Shir HaMaalot.mp3
Archivo de audio MP3 1.1 MB
Descarga
Parasha Vayeji KR.mp3
Archivo de audio MP3 8.9 MB

Escribir comentario

Comentarios: 5
  • #1

    Elia (domingo, 20 diciembre 2015 09:18)

    Como cada semana,gracias y bendiciones a maciel por la gran labor que hace. En favor de nuestro ser ..bendiciones y que el eterno te llene de bendiciones a ti y tu familia. .mil gracias

  • #2

    Maciel (domingo, 20 diciembre 2015 10:23)

    Gracias Elia, un gran abrazo y felices fiestas.

  • #3

    Teresa Hernández U. (miércoles, 23 diciembre 2015 00:15)

    Deseo ser admitida en este maravilloso grupo. Gracias por las lecciones de sabiduría

  • #4

    Maciel (miércoles, 23 diciembre 2015 01:05)

    Hola Teresa, con mucho gusto, necesito tu direccion mail, enviamela por favor

  • #5

    Delvalle Josefina Bastardo (miércoles, 23 diciembre 2015 09:35)

    Suscripcionkr@outlook.com

Kabalah Renovada 2015

 

kabalahrenovada@gmail.com