Parashá Toldot



Ve'Eleh Toldot Yitzjak Y esta es la genealogía de Isaac…


Esta parashá es muy interesante y hay varios secretos que revelar. En ésta se nos habla de la descendencia de Yitzjak y de la esterilidad de su esposa Rebeca (que finaliza cuando Yitzjak tiene 40 años), así como de la petición que realiza Yitzjak para que ella quedase embarazada (sus hijos fueron los gemelos llamados Esau y Jacob). La Torah también nos cuenta que Esau fue quien nació primero, pero que al momento de nacer, Jacob, su hermano gemelo, estaba agarrado de su talón. Encontramos, además, que por la intervención de Rebeca, Jacob le roba a Esau la bendición que su padre le debía dar antes de morir por ser el primogénito. Otro punto muy importante que encontramos en esta parashá, es la excavación de los pozos de Yitzjak.


En esta porción de la Torah, se nos revela el método para atraer la beneficencia Divina hacia nosotros: pedir para el beneficio del otro y no por el beneficio propio. Sé que muchas veces hemos hablado del egoísmo, pero nunca será suficiente, porque el alcance de esto en el hombre es mucho más profundo de lo que creemos. Pedir para nosotros mismos no es ni bueno ni malo. Simplemente, el sí mismo está ubicado en la columna izquierda del Árbol de la Vida, mientras que el otro está colocado en la derecha de este Árbol. En la columna derecha, están las sefirot Jojmah, Jésed y Netzaj, en donde se encuentran los atributos de la sabiduría, el amor (generosidad y dar) y la perseverancia. Todos estos atributos son benevolentes. Por esta razón, queremos que la Luz descienda por este lado del Árbol y la única letra hebrea utilizada para este propósito es la Bet (por eso la Torah comienza con ella). En la columna izquierda, están Binah, Guevurá y Hod (entendimiento, fuerza y rigor y humildad). Todos estos atributos están creados para que comprendamos el sistema y nos ajustemos a él severamente, puesto que, en el rigor, están las leyes que sostienen el perfecto orden del sistema.

Es como cuando queremos reproducir una receta de un famoso chef en un concurso de cocina: tenemos que seguir rigurosamente cada paso establecido por el creador de la receta para que quede exactamente igual; cualquier alteración, por mínima que ésta sea, le resta perfección y queda descalificada. Está claro que, por ambos lados, desciende la Luz, solo que en aquel en donde tenemos que someter a nuestro ego por obligación hay mucho dolor; en cambio, en donde sometemos a nuestro ego por amor al otro, hay mucha misericordia. Por eso, lo que quieras obtener de la Luz debes pedirlo para el otro y no para ti mismo. Así, pues, sal a buscar alguien que necesite eso que tú quieres, siente empatía sincera por él y limpia tu corazón para que tu oración sea escuchada, de modo que extraigas la Luz por la columna derecha. Como esta Luz pasa por ti para llegar al otro, tu beneficio estará garantizado. Repito: este deseo de servir al otro tiene que nacer desde las entrañas, de lo contrario, se activará la izquierda y no la derecha.

El órgano rey de las entrañas es el hígado  y, en hebreo, éste es llamado kaved כבד, cuya numerología es 26, la misma que el nombre de Dios Yud Hei Vav  Hei יהוה, que constituye el código del sistema de los 4 mundos. Por eso es que, desde ese “cerebro” (que domina a todos los instintos egoístas cuya memoria celular está tanto en el cerebro reptil como en las vísceras), es de donde debe surgir la petición para liberar la poderosa Luz en Maljut מלכות.  De hecho, Maljut significa reinado y tiene como raíz la palabra Melej מלכ, que es el acrónimo de 3 palabras: M מ de Moaj (cabeza), L ל Lev (corazón) y  de K כ  Kaved (hígado). Es decir, la Luz viene de la cabeza, baja al corazón y luego llega  al hígado.  Este último filtra la información  y la materializa, puesto que la energía de todo el sistema universal está contenida en él. De todos los órganos de nuestro cuerpo sólo el hígado contiene, en su interior, la energía de Maljut.



En fin, querido amigo, el fascinante aprendizaje que nos brinda esta porción tiene el poder de cambiar nuestra vida. Esta semana viene cargada con una energía de otorgar (por tanto, es un regalo). Al estudiar  los secretos que ella guarda, estamos abriendo nuestra consciencia para beber de ella.


A continuación, les dejamos el audio de la parashá, el cual dividimos en dos segmentos, para que se facilite la comprensión. También les agregamos un video tutorial sobre el lavado de manos para que, gráficamente, se les haga más fácil aprenderlo.


¡Feliz semana!


Descarga
Parashah KR Toldot 1.mp3
Archivo de audio MP3 5.9 MB
Descarga
Parashah KR Toldot 2.mp3
Archivo de audio MP3 6.0 MB

 Les dejo la transliteración de las  oraciones presentadas en la parashá 


1- Oracion de la mañana al abrir los ojos: 

 

Hombres:

 

Modé Aní lefaneja mélej jai vekayam shehejezarta  bi nishmatí bejemlá rabá emunateja. 

 

Mujeres:

 

Modá aní lefaneja mélej jai vekayam shehejezarta bi nishmatí bejemlá rabá emunateja. 

 

2- Para bendecir las manos en la mañana después de lavárselas: 

 

 Baruj Atah Adonai Eloheinu Melej Ha Olam Asher Kideshanu Bemitzvotav Vetsivanu al  Netilat Yadáim. 

 

3- Poner la mano derecha sobre los ojos cerrados y decir:

 

Shema Israel Adonai Eloheinu Adonai Ejad (se pronuncia así: EJaaaaaaD).

 


Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Teresa Martín (lunes, 09 noviembre 2015 07:04)

    Me encantan las clases, estoy muy agradecida por haberme aceptado.

  • #2

    Maciel (lunes, 09 noviembre 2015 09:30)

    Muchas gracias Teresa, el placer es nuestro y agradecemos tu interes.
    Un abrazo

Kabalah Renovada 2015

 

kabalahrenovada@gmail.com