Parasha Yitro

Y Yitro, sacerdote de Madián y suegro de Moisés, oyó todo lo que Dios había hecho por Moisés y por su pueblo Israel, al que sacó de Egipto. Y tomó Yitro, suegro de Moisés, a Tzipora después que él la envió y a sus dos hijos, uno de los cuales se llamaba Gersón porque dijo: Forastero (guer) fui en tierra extraña, y el nombre del otro era Eliezer, porque “el Dios (El) de mi padre me ayudó (ezri) y me salvó de la espada del Faraón.

 

Como estudiantes de Zohar primero que nos preguntamos es: ¿quién es Yitro? ¿Y por qué que su nombre tiene el mérito de encabezar una parasha de la Torá? y no estamos hablando de cualquier parasha, estamos hablando la parasha de la revelación del monte Sinaí. La Torá no nos deja ninguna duda de que Yitro es el suegro de Moisés porque solamente en el capítulo 18 aparece  12 veces la frase “Yitro, suegro de Moisés”. Evidentemente tenemos que ir a la guematria de las palabras “suegro de Moisés” que se dice en hebreo Jaten Moshe, lo cual nos da el valor numérico : 803. Por si misma esta guematria no nos dice nada pero si la reducimos tenemos que 803 nos da 11 y si reducimos el 11, obtenemos el 2 que es la numerología de la letra Bet, que representa al nombre Elohim. Este es el primer indicio.

 

Luego vamos a la guematria de Yitro, el cual nos da 616, igual que Ha Tora (La Tora). Lo que nos está diciendo aquí la Torá, es que oculto bajo el nombre de Yitro, está el poder de conexión con el enigma del Monte Sinaí.

 

Leemos en la Torá  que cuando Yitro se dio cuenta de la ardua labor que tenía Moisés  para dirigir a su pueblo, le dice: "Lo que estás haciendo no es bueno. Te desgastaràs ... Escucha ahora a mi voz ... y ponlos sobre ellos, para que sean gobernantes de millares, gobernantes de centenas, gobernantes de cincuenta y gobernantes de decenas ".  Todos los comentaristas coinciden que  Yitro está enseñando a Moisés cómo delegar la autoridad. Yitro enseñó a Moisés a ser un líder para su pueblo sin que en esto significara el debilitamiento de su alma.

 

Esto también quiere decirnos que con cada gota  de Ruaj ha Kodesh, se nos otorga el poder de ver más claro, lo cual implica la responsabilidad de guiar a otros. Sin embargo el  liderazgo es un punto delicado porque no podemos saber de qué modo va a afectarnos.  Nuestra serpiente interna se modula para incitarnos a controlar a los  otros y para que creemos dependencia, sin que podamos tomar conciencia de ello. En otras palabras la serpiente trata de pervertir este otorgamiento.

 

Delegar significa soltar el control, que como nos enseña la Torá es un acto inteligente, pues el control debilita a nuestra alma. Por eso nosotros mismos necesitamos construir un sistema de autocontrol, para que nuestro desarrollo espiritual no se vea interrumpido. Ahora, ¿tenemos nosotros la sabiduría para poder superar la astucia de la serpiente? No, por el momento no y esto es una fuerza que no hay que subestimar. El método de controlar al animal interno está en las leyes de la Torá. Lo que cada uno tiene que construir es su propio método de adaptación de estas leyes en su vida cotidiana.

 

Si la porción se llama Yitro es porque estas  leyes están en el pilar izquierdo del Árbol de la vida, regidos por el nombre de Dios Elohim. Yitro es un gran sistema espiritual que unifica a las características de otorgamiento con el de la recepción. Dos sistemas que en general están en conflicto el uno contra el otro. Así mismo pasa en nuestra vida cotidiana, el Ruaj que recibimos a través de este estudio nos da poder de voluntad. Este sistema Yitro no está hablando solo con Moisés, está diciéndonos que con voluntad cada uno debe construir un método de disciplina e higiene de vida personal, para que su trabajo espiritual esté acompañado de Koaj (poder), que son rasgos de Elohim.

 

Mientras no ganamos suficiente Ruaj somos débiles, influenciables e inseguros. El estudio y la aplicación  de la kabalah va transformando nuestra vida, porque este es el poder que Elohim nos otorga  en cada Shabbat.

 

Esta porción nos trae la revelación del Monte Sinaí, que no es otra cosa que  Keter de Zeir Anpin.  Es un techo energético para nosotros, porque  Zeir Anpin es el dominio del Ángel de la muerte. Lo que sucede de allí para arriba es vida, es inmortalidad,y es esta la energía de la semana. Recibimos la inmortalidad en las relaciones, la inmortalidad en los negocios, en en el sustento, en fin, recibimos energía de inmortalidad para todas las áreas de nuestra vida.Tenemos que entender que nosotros estamos aquí para corregir el aspecto de muerte de este mundo, así que cada pasito que vamos dando hacia ello, va sumando, es como si llenamos un vaso gotica a gotica.

 

 

Cuenta el midrash que Los hijos de Israel estaban reunidos al pie de Har Sinaí (el monte Sinaí), hombres y mujeres separadamente. Fueron unidos por todas las millones de almas no nacidas aún de sus descendientes y por las almas  quienes aceptarían la Torá en generaciones futuras. Cuando Hashem descendió sobre el Har Sinaí (El monte Sinaí) en un estallido de fuego, rodeado por una multitud de 22000 ángeles, la tierra se estremeció, y hubo tronar y relampagueo. Los Benei Israel oyeron el sonido de un shofar tocándose continuamente, creciendo en intensidad  hasta que alcanzó el más grande volumen que las personas podían soportar. El fuego de Har Sinai se elevó hasta los mismos cielos, y la montaña humeó como una caldera. Entonces el pueblo tembló de miedo.

 

Luego Hashem tomó el Har Sinaí y lo suspendió sobre el pueblo, mientras dijo: "Si vosotros aceptáis la Torá, bien, pero si no, seréis sepultados bajo esta montaña!". Hashem de este modo forzó al pueblo a aceptar la Torá, a pesar de que ellos la habían aceptado previamente.

Aquí hay una incongruencia porque si ya la habían aceptado, ¿por qué forzarlos a aceptar lo que ya habían aceptado? Una de las respuestas es que los Benei Israel habían sólo tomado sobre sí mismos el cumplir la Torá escrita. Su aceptación, no obstante, no había incluido la Torá oral,  es decir,todos los numerosos detalles orales que Hashem comunicaría a Moshé que fueron registrados en los pergaminos, hoy llamados el Zohar. Hashem los forzó a aceptar también al Zohar. Decimos forzar metafóricamente. Sabemos que esto fue una comunicación entre Dios y nuestras almas, para lo cual Dios tuvo que romper las cáscaras que el ego había puesto encima de ellas, de eso se trata la palabra forzar aqui.

 

En otras palabras, si hoy estudiamos apasionadamente el Zohar, es porque estuvimos ese dia comprometiéndonos en ello con el creador . El secreto que hay detrás de la amenaza de enterrarlos bajo el Monte Sinaí, es para indicarnos que en la Torá Oral está la energía de la inmortalidad. Si no la aceptàbamos, estábamos condenados a morir en el caos que nos llevaría a la destrucción de este mundo de tikun. Es decir,  el estudio del Zohar es lo que nos conecta con la vida.

 

La Torá nos dice que Yitro le dijo a Moisés, Bendito sea el Santo, Bendito sea por haberte salvado de la mano del Rey de Egipto, de la mano del faraón”. La Torá nos llama la atención sobre la mano del faraón que es la izquierda. Levantar las manos es algo  muy común para nosotros cuando solicitamos atención, cuando pedimos intervenir en una reunión, cuando queremos alcanzar algo, etc. El Zohar comienza explicando la frase: Aarón levantó sus manos, pero la palabra mano está escrita sin la Yud de valor numérico 10. Explica que está escrito así  porque levantó una sola mano, la mano derecha sobre la izquierda. Las manos piensan, y como las sefirot que las rigen son las que estan proximas a las esferas intelectuales, ellas tienen ciertos rasgos de inteligencia emocional per se. Sin embargo sabemos que el ego se enraiza en Guevura y por eso es que la derecha siempre va por encima de la izquierda.

 

Luego dice: está escrito en el libro del Rey Salomón que todo aquel que levanta sus manos, no para hacer una oración  o para letanía (meditación), es un un individuo que ha sido maldecido por diez dirigentes que estaban en la ciudad. Estos diez dirigentes son las diez sefirot de Guevura de Atziluth que son receptivas. Estas son las diez personas asignadas a aquellos que levantaron la mano para recibir la oración o la bendición, y poner en vigor y en honor al Santo Nombre, quien  es bienaventurado a continuación. Dice: Cuando el es bendito abajo por levantar  sus manos, él es bendito arriba y crece en todos los lados. Estos diez están asignados aquí para recibir bendiciones de arriba y vertirlas abajo, para bendecir el que bendice.

 

Es por eso que nunca debemos levantar nuestras manos en vano. Porque enseguida se despliegan estos diez asignados para repartir bendiciones y si es en vano nos maldecirán con 248 maldiciones. Entonces el  espíritu de impureza se adhiere a las manos dejando el lugar vacío, y no hay bendición en un lugar vacío. Es por eso que está escrito, he alzado mi mano hacia el señor Dios, lo más alto que pude”.

En otras palabras mis amigos, en nuestra vida cotidiana no debemos levantar nuestras manos más allá de la altura de nuestros hombros a excepción de cuando estamos en oración o meditación, para que el ego nunca domine sobre el pensamiento. Levantar la mano izquierda por encima del hombro, es poner al Ángel de la muerte por encima de Hashem.

 

 

 

El años pasado hablamos de los 10 mandamientos, este año quiero tratar más sobre el tipo de energía que recibimos. Nos explica Rav Ashlag que hay secretos cuando las manos se despliegan.  Dice que un hombre que levanta sus manos hacia lo alto en oración, es digno de unificar los 10 enunciados( mejor conocido como los 10 mandamientos), para unificar todo y bendecir adecuadamente al nombre de Dios. Dice Rav Ashlag: Está escrito que nadie debe aparecer con las manos vacías ante el creador”  que se refiere a estirar los dedos. Cuando un individuo los estira  hacia lo alto, estos no deben ser estirados en vano.

 

Tenemos que saber que cuando se habla de las manos derecha e izquierda se habla  de Jesed y Guevura respectivamente, de altruismo y egoísmo. Estirar los dedos de la mano izquierda tiene que ver con el alcance que tiene nuestro egoísmo y de cómo eso impacta a los otros y al mundo. Rav Ashlag nos habla de 248 maldiciones, que es el valor numérico de la palabra Ramach, que quiere decir anular, que se escribe con las letras hebreas  Resh, Mem y Jaf. Por otra parte ya sabemos que el cuerpo está constituido por 248 órganos y hay un precepto para cada órgano. Si los órganos son el motor del cuerpo, los preceptos son la batería que los recarga. Los preceptos son acciones físicas  que conectan a los órganos de nuestra alma,  con los órganos del cuerpo. La vida está en el alma, y en el cuerpo está la muerte. Entonces esto no se trata de que Dios nos enviará una plaga para maldecirnos, Ramach es la anulación de la luz. Esto se trata de que al desconectarnos de los 248 cables, entramos en el caos o lo que es lo mismo, bajo el dominio del Ángel de la muerte. La única manera de salir de este desierto es a través de nuestras conexiones y nuestra práctica. Entonces estirar los dedos hacia lo alto en vano se refiere a las acciones que hacemos al servicio del placer corporal y no del servicio a Dios. Esto nos deja a oscuras, navegando en el charco de la ignorancia.

 

Por eso esta es la porción de los 10 enunciados, ya que aprendimos que no hay tal cosa dada por Dios llamado mandamientos. Dice el Zohar que si Dios mandara hacer algo no tendríamos libre albedrío en ello, no podríamos decidir no hacerlo. Dios manda sobre el órgano del corazón y es él quien decide cuando su función se detiene, nosotros no tenemos libre albedrío en ello. Nosotros  tratamos de comer saludable y de ejercitarnos porque creemos que podemos  vivir más años de lo que está predeterminado, pero estamos equivocando el sentido de esta acción.  Lo que debemos buscar con ello es  adquirir  voluntad, fuerza y vigor para controlar a una inteligencia que ha sido más fuerte que nosotros la mayor parte de nuestra vida, que es lado negativo de  inteligencia del cuerpo, sedentaria y autodestructiva  para que no que sea ella la que nos controle a nosotros.

.

Sobre eso, Hay un punto importante  en el libro Shamati de Rav Ashlag, dice   que la entrega de la Tora en el monte Sinaí es constante, no es que fue entregada una vez y dejó de entregarse. La espiritualidad es eterna y constante, así que lo que se abrió ese día en el monte Sinaí  (Keter de Zeir Anpin) continúa emanando de alli. La Torá es llamada “Poción de la Vida” y “Poción de la Muerte”. Debemos comprender cómo pueden decirse dos cosas tan opuestas sobre un mismo tema.

 

Debemos saber que no podemos alcanzar ninguna realidad tal como es, sino que alcanzamos todo según nuestras sensaciones. Y la realidad, tal como es en sí misma, no nos interesa en absoluto, queremos que la realidad sea como pensamos que nos conviene. Por lo tanto, no alcanzamos la Torá, sino solamente nuestras propias sensaciones. De modo que todas las impresiones que grabamos en nosotros son únicamente de acuerdo a  nuestras sensaciones.    

 

Por lo tanto, cuando una persona estudia Torá, y la Torá le aleja del amor a Dios, esta Torá ciertamente se considera “Poción de la Muerte”. La Torá nos aleja del amor de Dios cuando se vuelve dogmática, por lo cual se han cometido tantos crímenes en nombre de el.

 

Y a la inversa: si esta Torá que estamos estudiando nos acerca al amor a Dios, ciertamente se considera “Poción de la Vida”. Pero la Torá en sí, la existencia de la Torá en sí misma, sin tener en cuenta al receptor inferior que debe alcanzarla que somos nosotros, es considerada “Luz sin una vasija o sin un Kli”, sin maljut. Por eso, cuando hablamos de la Torá, nos referimos a las sensaciones que la persona recibe de ella; y solo estas determinan la realidad.

Dice Rav Ashlag hay que tener cuidado de siempre tener la meta ante los ojos; de lo contrario caminará en  dirección opuesta, porque la raíz del cuerpo es la recepción para sí mismo. Por este motivo, este siempre tiende a ir  hacia su raíz, que es la recepción con intención de recibir para sí, que es lo contrario a la Torá, llamada “Árbol de la Vida”. Por eso, el cuerpo considera la Torá como “Poción de la Muerte”.

 

En conclusión mis amigos, lo que podemos esperar para esta semana es un despertar interno en los aspectos en los que aún seguimos dormidos. Asi mismo, todo lo que suceda en el colectivo sera tambien para el despertar del inferior. Por eso es muy buena semana para hablar de espiritualidad con los otros, para compartir tips que mejoren la vida de los otros como por ejemplo, el lavado de manos, ya que el Zohar lo trata con mucho énfasis. Es así como podemos estirar nuestros dedos hacia lo alto.  Esta semana recibimos esta energía extremadamente poderosa  y positiva, por eso debemos estar atentos a estos aspectos de muertes que tratan de instalarse en nuestra vida, en forma de  miedo.

 

Dice el midrash que cuando recibimos la Torá la gente murió porque el éxtasis hizo que sus almas abandonaran los cuerpos, y que la Torá misma intervino diciendo: “cómo puede haber alegría por mi revelación si la gente muere”. Entonces Dios salpicó el rocío del renacimiento.

 

Por lo tanto si aparece una situación que nos agobia porque pareciera no tener resultados, o alguna situación que nos produce miedo, solo debemos retornar mentalmente al Sinaí para ser salpicados con este rocío de vida.

Con esta reflexión me despido y les digo hasta nuestro próximo encuentro.

 

 

 

 

Descarga
Parasha Yitro KR 2017.mp3
Archivo de audio MP3 9.4 MB

Si desean incorporarse a nuestro grupo de estudio, pueden escribir a kabalahrenovada@gmail.com para pedir incorporarse a nuestro grupo de whatsapp dejándonos el numero de teléfono con el código del país determinado,  llenar el formulario que está a continuación para contacto por mail o seguirnos por facebook

Escribir comentario

Comentarios: 7
  • #1

    judith (lunes, 13 febrero 2017 16:41)

    deseo incorporarme a su grupo de whatsapp +593 994575180

  • #2

    MAITE (martes, 14 febrero 2017 08:25)

    Deseo incorporarme al grupo de whatsapp 636791864
    Muchas gracias.

  • #3

    Maciel (martes, 14 febrero 2017 10:58)

    Hola Maite, porfa tienes que dejarme el numero completo como lo hizo Judith, con el codigo del pais incluido.
    Un abrazo

  • #4

    Gabriela P (martes, 14 febrero 2017 16:10)

    Hola me gustatia saber si Dios no dejo mandamientos que fue lo que le entrego a Moises?

  • #5

    Maciel (martes, 14 febrero 2017 23:47)

    Hola Gabriela, Dios le entrego a Moises la Tora completa, tanto la escrita como la oral. Los que se conoce como 10 mandamientos son 10 enunciados que reflejan la perfeccion de la columna derecha e izquierda del Arbol de la vida. Es decir, hay 2 tablas la de la derecha que son los enunciados de hacer, son indicativos de lo que sera una persona Cuando desarrolle completamente la sefira de Jesed y la de la izquierda que es la restriccion, nos indica lo que una persona no hara nunca mas, cuando complete internamente su sefira de guevura. Estos 10 eneunciados son una manera de autoevaluacion.

  • #6

    Isabel paz (domingo, 19 febrero 2017 06:59)

    Muchas gracias por las enseñanzas Me gustaría pertenecer al grupo
    whatsapp 0057 317 673 1570

  • #7

    MARCELA (miércoles, 23 agosto 2017 14:37)

    BUENAS TARDES DESEO INCORPORARME AL GRUPO DE WHATSAPP MI NUMERO ES EL +573046828381 GRACIAS

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.

Kabalah Renovada 2015

 

kabalahrenovada@gmail.com