Parasha Tazria-Metsora   

 

Y le dijo el Eterno a Moisés: Diles a los hijos de Israel: Si una mujer concibe y  ha dado a luz a un hijo varón, quedará impura 7 días. Será impura como el tiempo de su menstruación. Y el día octavo será circuncidado el prepucio del niño.

 

יְדַבֵּ֥ר יְהוָ֖ה אֶל־מֹשֶׁ֥ה לֵּאמֹֽר ׃

12,2

דַּבֵּ֞ר אֶל־בְּנֵ֤י יִשְׂרָאֵל֙ לֵאמֹ֔ר אִשָּׁה֙ כִּ֣י תַזְרִ֔יעַ וְיָלְדָ֖ה זָכָ֑ר וְטָֽמְאָה֙ שִׁבְעַ֣ת יָמִ֔ים כִּימֵ֛י נִדַּ֥ת דְּוֹתָ֖הּ תִּטְמָֽא ׃


Tazria quiere decir concebir o sembrar  y Metzora quiere decir lepra. Las parashiot Tazría y Metzorá se leen juntas porque comparten un tema en común, la enfermedad de tzaraat que se manifestaba con  manchas y lesiones en la piel de la persona, en  sus ropas y/o las paredes de su casa. Se suele traducir como “lepra”, pero no es exactamente eso, se comparan porque  ambas presentan  laceraciones cutáneas que suelen provocar aversión  en quien las observa.

 

El Zohar sobre Tazria nos explica que cada uno determina su destino, entonces tendríamos que preguntarnos ¿qué tiene que eso que con ver la mujer que da a luz un hijo varón, que queda impura y también que tiene que ver con la lepra?  El Zohar explica que estas parashiot nos revelan que hay dos sistemas de energía en el mundo, que están más allá de los sentidos: la impureza y la pureza.

 

"Puro" significa limpio, inoxidable y de acuerdo a la Cabalá cuando algo es puro significa que la luz del Creador puede pasar fácilmente a través de ella. En cambio lo impuro significa sucio por lo tanto la luz pasará parcialmente o no pasará en lo absoluto. Esto quiere decir que la razón de la carencia, que es la ausencia de luz, es el lado impuro.

 

El Zohar enseña que inicialmente todo fue creado puro, por eso la Torá nos dice claramente que el génesis de todo lo que existe es   el propósito de La Creación, que es  compartir la felicidad y la plenitud con todas sus criaturas. Sin embargo, después de haber recibido la Luz sin límites, quisimos ser dioses y se despertó en nosotros  la voluntad de ser creadores, cosa que era natural pues la esencia de Dios estaba dentro de nosotros, así que una vez que estuvimos satisfechos, este deseo de ser como Dios despertó. Esto es como cuando en nuestro ADN hay una programación que se activará a los 30 años. Ella pasa todo ese tiempo latente allí, hasta que todo se conjuga para su activación.  Entonces, cuando eso sucedió Dios creó para nosotros el segundo día, es decir, un sistema nuevo llamado impuro y nos lo dio para que lo volviéramos puro, de esta forma complacería  nuestro deseo de querer ser como el.

 

Por eso los dos sistemas se han mezclado en nuestro mundo, pues nosotros nos somos la luz, somos vasija, y para vivir necesitamos recibir la luz del Creador que  solamente es pura. Por lo tanto si hay algo que tenemos que llevarnos de este estudio, es que cuando estamos en el lado egoísta o impuro, estamos en el mundo que se creó para nosotros. En donde están todos los desafíos posibles, que la mayoría de las veces son dolorosos, pero que nos sirven para poder templarnos como una espada de acero, hasta  que logramos el dominio sobre la materia y  ser creadores.

Pero tenemos una segunda opción, cuando elegimos recibir la luz del sistema puro, escogemos ser receptores simples, sometidos a la voluntad del Creador, que no es otra que darnos placer infinito. Es como si en la vida podemos escoger construir una casa con nuestras propias manos o que nuestro papa nos regale la casa que él piensa que es la mejor para nosotros. ¿Qué prefieres tú? Lógicamente la mayoría preferiría tener los medios para  construir la casa a su gusto, en lugar de aceptar lo que el papa considera mejor para él. Esa misma arrogancia es lo que ha creado la carencia de este mundo.

 

El Zohar nos explica que la pureza y la impureza no son una cuestión religiosa, sino una cuestión de conciencia. Nuestra historia de vida está determinada por nuestros pensamientos y nuestras acciones. Tenemos un libre albedrío para decidir qué camino queremos recorrer, qué tipo de pensamiento nos gustaría tener: puro o impuro, y cada camino que elegimos tiene su "historia". Eventualmente llegaremos al mismo destino, pero el camino que elegimos hace toda la diferencia.

 

El Ari Ha Kadosh nos explica que la calidad de los pensamientos depende de la voluntad. Cuando nuestra voluntad es pura, entonces nuestros pensamientos serán puros también y entonces nuestras acciones serán puras y conectadas a la Luz del Creador. Pero si la voluntad es impura entonces conectaremos con el caos en todos los niveles. Por lo tanto, cuando la Torá nos dice: Una mujer que concibe y da a luz un hijo esto se trata de las ideas. Esto  implica que ya en el momento de concebir una idea podríamos saber cómo va a terminar,  si será "masculino" o "femenino". El varón es el sistema puro que significa compartir y dar, y la hembra es el sistema impuro, que es el poder receptor y la emoción egoísta.

 

El Ari nos enseña  que la impureza de una mujer durante 7 días después de dar a luz a un hijo fue causada por la inyección del veneno de la serpiente en Eva. La serpiente representa el egoísmo y el egocentrismo que es la antítesis del pensamiento de Dios. Explica  que el ego no es necesariamente negativo. Es decir, cada persona tiene dentro de sí una identidad Divina única, destinada a expresar  una parte del Creador en este mundo. Eso se expresa en los aspectos del humano que innova tecnología, el que inspira a los otros a tener conductas más elevadas, el que  tiene actitudes de bondad hacia los otros, también en la creatividad y las aptitudes artísticas que son parte del alma.  A eso también se le llama el ego divino. El problema es que este ego divino casi siempre está tapado u oculto debajo del alter ego del alma animal. Este alter ego comienza como la conciencia de sí mismo que una persona debe tener para asegurarse que tendrá sus propias necesidades físicas cubiertas, pero rápidamente asume el control completo de nuestros pensamientos haciéndonos egoístas. En otras palabras, si un niño no recibe una educación espiritual apropiada, que lo entrene a estar en contacto con su alma divina, su alma animal se hará cargo por defecto.

 

Esta conciencia inflada de sí mismo, es decir, inflada más allá de la conciencia básica para lo cual ese nivel de alma fue creado, que es para mantenernos vivos físicamente se define como "mal", porque es la que usurpa el papel del al alma divina.

Dice el Ari que la conciencia inflada del yo  busca desviar la atención del individuo de asuntos divinos, inclusive con formas sustitutivas de espiritualidad, que lo que hacen es engrandecer  esa necesidad de concentrarse en sí mismo. La única forma espiritual auténtica es aquella que nos incita a restringir la consciencia del sí mismo, e ir hacia el otro en emoción y en acción.

 

Fíjense algo, una de las mitzva que tiene mucho peso es la tzadaka, que se traduce como caridad, pues creemos que se trata de dar lo que queramos dar, que salga de nuestro corazón. Pero en Kabalah aprendemos que sí ese dar no duele no es una mitzva, pues la luz que se comienza a emanar cuando otorgamos necesariamente va a tocar al ego, y si no somos capaces de restringir su deseo de engrandecerse por la mitzva entonces no la ganamos. Restringir al ego duele, así que hay que dar hasta que duela. Por eso Bill Gates, que ha donado cientos de millones de dólares en obras benéficas dijo: “yo soy un donador pero eso no me cuesta nada más que dinero, yo no hago ningún sacrificio personal, por lo tanto no soy un filántropo. El mérito está en esas personas que van al África y se arriesgan para ayudar al otro. Esos son los verdaderos héroes y los verdaderos filántropos”. Lo que nos lleva a comprender que las mitzvot van a una especie de banco, son como dinero ahorrado que aumentan nuestros méritos en este mundo. Aclaro que las mitzvot no tiene que ver con un cumplimiento religioso, evidentemente lo que se ha hecho cuando se han definido 613 mitzvot es marcarnos un camino que nos ayuda  a rectificar nuestra conducta, cuando no tenemos las herramientas para hacerlo por nosotros mismos. Pero por ejemplo, la bondad, la generosidad el servicio son mitzvot per se, y solo se requiere un corazón puro y deseo de dar, que es la conducta ya rectificada que necesitamos. Eso es vivir en las mitzvot inconscientemente.

 

El hombre fue creado con la capacidad de restaurar su conciencia a su orientación divina prevista de tal manera que su ego individual verdadero, su parte divina pueda ser revelada. Esto se explica porque está escrito que Adam fue creado del polvo de la tierra. En realidad él fue creado con la tierra del Monte del Templo, o el Monte Moriah, específicamente en el lugar donde el altar exterior del Templo se mantendría más tarde. De esta forma estaría garantizada su expiación. Pues Dios sabía que pecaría, y si hubiese sido creado con la tierra del jardín del Edén, la expiación no hubiese sido posible, pues si una parte de lo  superior desciende y se contamina, todo el resto de lo superior queda contaminado ya que no hay separación.  Adam fue creado con lo inferior en el sitio en donde lo inferior se une con lo superior, para tener  la capacidad de elevarse hacia lo superior.

 

Esta porción nos explica algo muy interesante, dice que la mujer comenzó a menstruar debido al pecado original, pues el veneno de la serpiente sembró en Adam y Eva la auto conciencia que los separó. Entonces Eva dio a luz a Caín que le produjo sangrado. Sin embargo una vez que se restaure la conciencia de los divino, la mujer no sangrará al dar a luz y los bebés no se enrojecerán, que es una marca de impureza,  al entrar en este mundo.

 

También nos dice que cuando en el acto sexual prevalece la feminidad de la mujer, entonces se concebirá un hijo varón, pues ella con eso busca elevarse, ya que en el varón está la redención del mundo, a través de ganarse las mitzvot. Pero si  el deseo egoísta del hombre prevalece, entonces nacerá una mujer, pues para elevarse y ser un verdadero canal de la luz, el hombre debe ser un proveedor de la mujer. En ambos casos, el sexo del bebé tiene que ver con una oportunidad de elevación para los padres.  Como les digo una cosa les digo otra, esto no es para que estemos juzgando si al momento de concebir nuestros hijos prevaleció nuestro deseo egoísta. Sobre esto dice el Ari, que para que las relaciones maritales se llevan a cabo es necesario un nivel de ego, de autoconsciencia porque de lo contrario se anula el deseo personal y no puede brindarle placer al otro. Esta es la paradoja de las relaciones matrimoniales: cada uno de los socios debe centrarse en dar placer al otro, pero para que cada socio lo haga con éxito, el otro compañero debe obligar a experimentar su propio placer.

Es decir la conciencia animal no hay que anularla sino refinarla. Necesitamos el deseo egoísta controlado, es como cuando tenemos a un animalito amarrado para que no se escape, es eso lo que tenemos que tener presente.

 

Por último quiero tocar el tema de la circuncisión. La Torá nos habla de 4 órganos humanos que son incircuncisos: el órgano procreador masculino, los oídos, el corazón y la boca. Por eso el Zohar nos habla de 4 tipos de blancos, refiriéndose a niveles de pureza. Estos 4 órganos se llaman incircuncisos porque los usamos para servir a los placeres del cuerpo y no para ser sensibles a los otros o a nuestra alma. El corazón, las orejas y la boca deben ser guardados escrupulosamente de cualquier contacto con el mal, es decir de cualquier "prepucio" sobre estos órganos que son la insensibilidad, el egoísmo, la crítica, etc. Con el órgano sexual, sin embargo, el cuadro no es tan negro y blanco.

 

Fíjense algo, el Ari nos enseña que cuando una persona en su banco personal no tiene ninguna mitzva que haya sido efectuada consciente o inconsciente puede recibir un decreto de máximo setenta  años de sufrimiento, es decir estamos hablando de una persona totalmente negativa, cosa que casi no existe en relación a la población mundial. Esto es así porque setenta es la expresión completa de los siete atributos emocionales. Al pecar, una persona mancha estos atributos, y, puesto que sólo hay siete, setenta es el período máximo de rectificación que necesita, un año por sub-sefira. Cuando una persona cumple ochenta años,  y ha "sobrevivido" a sus emociones por diez años más, entonces significa que rectificó pasando por las 10 sefirot de su alma divina. Felizmente esto es repartido en diferentes encarnaciones porque resulta insoportable vivir en una sola encarnación 70 años de sufrimiento. Lo cierto es que la cuenta del Omer nos ayuda en forma importante en esta limpieza, por lo que nos  evita mucho sufrimiento.

 

El número siete, por lo tanto, está asociado  con las emociones, el reino de la personalidad de aquel que puede quedar bajo la influencia del mal. Por supuesto, hay un intelecto maligno también, pero la batalla principal entre el animal y las almas divinas se lucha por las emociones del individuo En contraste, el número ocho significa triunfar en esta lucha.

 

Por lo tanto, en el judaísmo se  decreta que "al octavo día será circuncidado", lo que significa escapar del poder de los sietes e ingresar en el reino de ocho.

 

La circuncisión en el octavo día significa que el recién nacido ha trascendido la mayor parte  del poder de los siete, de la naturaleza, del animal dentro de él, y ha entrado en el reino del poder trascendente y sobrenatural de la santidad. ¿Por qué dije que en el prepucio no todo es blanco  o negro como con los otros 3 órganos? Porque el Ari ya nos explicó que el hombre  necesita deseo egoísta para poder tener contacto íntimo. Así que podríamos decir que la circuncisión elimina una buena parte del grado del mal.

Con esto me despido y les digo hasta la próxima parasha.

Maciel






Descarga
Parasha Tazria-Metzora 2017 KR.mp3
Archivo de audio MP3 8.4 MB

Si desean incorporarse a nuestro grupo de estudio, pueden escribir a kabalahrenovada@gmail.com para pedir incorporarse a nuestro grupo de whatsapp dejándonos el numero de teléfono con el código del país determinado,  llenar el formulario que está a continuación para contacto por mail o seguirnos por facebook

Escribir comentario

Comentarios: 5
  • #1

    Corina Lifschitz (domingo, 23 abril 2017 17:14)

    Excelente cómo siempre, gratitud !

  • #2

    grisel (martes, 25 abril 2017 01:29)

    muchas gracias maciel por tu trabajo y por haberte encontrado y mas.... bendiciones

  • #3

    Maciel (martes, 25 abril 2017 13:53)

    Gracias a ambas por dejar aqui sus comentarios
    Un abrazo

  • #4

    Ray Paz (lunes, 01 mayo 2017 19:54)

    Estimado Maciel, saludos y miles de bendiciones. De esta Parasha al menos en mi caso encuentro significancia a tanto CAOS que se vive en este PLANETA actualmente, peleas entre Padres e hijos, hermanos, familias, amigos a mi parecer porque JUZGAMOS y JUGAMOS a ser DIOS, a vuestra conveniencia y EGO por tanto cerramos nosotros mismos NUESTRO CAMINO hacia la LUZ DIVINA DEL TODOPODEROSO, aunque las MITZVO AUTENTICAS, nos permiten sumar LUZ en nuestro favor. Ahora que pasa con mi caso que no fui circuncidado al OCTAVO DIA de haber nacido en este plano. Atento gracias.

  • #5

    Maciel (martes, 02 mayo 2017 13:19)

    Hola a Todos. Bueno Ray, abrahaam fue circuncidado a los 99 años. Aqui no importa quien es judio o no, mientras hay vida hay una oportunidad de romper con esa klipa. Y eso es una Mitzva que adquieres a la edad que sea. En verdad la circuncion como cualqueir otra mitzvot sirve para elevarnos, pero son herramientas. Si pudieramos hacer todo esto por nosotros mismos no necesitariamos nada de esto.
    Un abrazo

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.

Kabalah Renovada 2015

 

kabalahrenovada@gmail.com