Elohim Bajur, Beth


 

Ya explicamos que el alfabeto hebreo es un solo cuerpo, por lo tanto, ninguna letra está disociada de la otra: ellas son cuerpos angélicos que cooperan entre si para que la Luz tome forma. Por ello, siempre haremos referencia a esta asociación entre ellas.

Beth ב es la grafía que representa a la madre o energía femenina, es el número 2 en el alefato hebreo.

 

Si Aleph א (la grafía número 1, buscar descripcion en el articulo correspondiente a Aleph) es el espermatozoide, Beth ב es el óvulo, pasivo, silencioso, estable, siempre listo para recibir (pero no recibir cualquier cosa); él se deja fecundar por el más fuerte, más rápido y mejor de los espermatozoides. Esta estructura de la naturaleza ha sido distorsionada por nuestra percepción errada, convirtiéndola en competencia de los unos contra los otros para que sobreviva el más fuerte, asi vivimos la vida, competimos en el trabajo, en el amor, en los negocios, hasta con los hijos competimos. El caso es que  la competencia, tal y como la hemos concebido, es un espacio de carencia, que nos da la percepción que no hay suficiente para todos. El atributo de Beth es todo lo contrario: "la abundancia". En todo caso, el único desafió que tenemos, es vencer al ego, pero como él es Luz oculta, no la podemos ver y, por eso, vemos en los demás nuestras propias carencias, esquemas negativos y problemas. Lo cierto es que mientras mas vences a tu ego siendo mas generoso, más fuerte y mejor eres, más abundancia recibes. Ya lo dije una vez, no vinimos a este mundo a ser santos, sino a ser mejores de lo que somos. 

  

La Kabalah enseña que el hombre es un recipiente y que lo único que desea es recibir Luz; lo que tenemos en nuestra vida es producto del tamaño del recipiente que somos, sin embargo, poseemos el libre albedrío que nos conduce, a veces, a tomar  decisiones que nos llevan por un camino de aprendizaje doloroso (a esto se le llama crear el caos). No obstante, la Kabalah explica que en este caos están atrapadas chispas de Luz muy poderosas, y el propósito de su existencia es ayudarnos a subir de nivel, porque cuando las liberamos, esas chispas entran en nosotros y este contacto nos da un impulso adicional (a eso le llamamos evolución).  Para efectos prácticos, lo que esto quiere decir es que cualquier dificultad de nuestra vida, el dolor, los problemas (todo lo que en el mundo espiritual le llamamos aprendizaje), es una Luz oculta de inmenso poder que está pidiendo ser revelada. Sin embargo, hay otros caminos, y tenemos otras opciones para no aprender desde el dolor.  La sabiduría que nos permite comprender el sistema (la kabalah) nos muestra, en este sentido,   que  Beth es una sabia guía, porque nos otorga la intuición superior, la inspiración que nos ayuda en cada situación de nuestra vida. Ella puede ayudarnos a experimentar el amor impersonal, ir al encuentro de ese Dios oculto detrás de la materia, detrás de los problemas.

  

El Zohar nos enseña que Dios se oculta detrás de los problemas para que podamos ejercer el libre albedrío que nos otorgó, de modo que lo utilicemos para decidir buscarlo.  No podemos conectarnos con Él si no sentimos el profundo deseo de hacer esa conexión. Es como el tomacorriente de una casa: éste no tiene sentido de existir si no hay una lámpara o algún aparato que se conecte para ser utilizado.

 

Lo que se expone, a continuación, es importante entenderlo, porque nos ha causado grandes problemas con Dios. Lo que está por encima de nosotros es llamado  el grado superior, y a esto le llamamos Creador. Él nos crea, nos da la vida y nos gobierna, y según nuestra percepción de este grado, decidimos lo que es Dios para nosotros, y esto va desde las creencias sobre Su grandeza, hasta la ausencia de la percepción de Él (ateísmo). Podemos pasar vidas enteras resolviendo conflictos con las creencias y percepciones sobre Dios, pero una vez que lo percibimos, tal y como es, y lo podemos ver detrás de cada cosa, nuestro libre albedrío desaparece, y con él nuestro conflicto, porque es tal Su fuerza y Su grandeza, que nos abandonamos a Su voluntad.

 

Lo cierto es que, sin los problemas, no tenemos corrección. Nuestro trabajo de corrección es posible si el Creador está oculto, y Beth es esa Inteligencia que nos otorga la fe y la devoción. Ella  nos guía en ese proceso de revelar la Luz (es la madre que nos ayuda a dar los primeros pasos), y, aun cuando caigamos, su amor incondicional y misericordia están siempre allí para levantarnos.


Con la letra Beth comienza El Antiguo Testamento o Biblia(la Torah), para entender la importancia y trascendencia de esto analicemos su grafía. Ella es una barra arriba, una barra abajo y una barra vertical que los une por la derecha, tal y como esta en la imagen: ב . Esto es un lenguaje: la barra de arriba es el mundo superior, Dios; la barra de abajo es Maljut (nuestro mundo, nosotros); y la barra vertical es la columna derecha del Árbol de la Vida, que representa a la misericordia (Jasadim) y también a la letra Vav ו, que a su vez contiene al Mundo de formación (las emociones). Por lo tanto, esta letra Beth, al inicio de la Biblia, nos indica que lo que  está escrito allí, está adentro de ella. Es el vientre materno que nos corrige porque ella contiene al germen del hombre primigenio, y cada letra que le sigue es el Adn de este hombre perfecto, hermoso y próspero, y es por ello que  la Torah o bliblia, comienza con el Génesis (gen). Esta grafía de la la letra Beth, nos otorga  el atributo de separar el mundo de lo puro y de lo impuro; por lo tanto, para efectos prácticos, su visualización va limpiando nuestro mundo de todas las toxinas espirituales, elevándonos la frecuencia.

 

En relación con lo anterior, es importante saber que el hebreo se escribe de derecha a izquierda para hacer que,  a través de la escritura, la Luz descienda por el pilar de la misericordia y no por el rigor (columnas derecha e izquierda del Árbol de la Vida, respectivamente), por eso es un lenguaje sagrado. Dice el Zohar que este atributo (la Beth) es el más adecuado para la creación del mundo, porque no hay fuerza impura que pueda aferrarse a él. Estas fuerzas sólo se aferran a la carencia, y como en Or Jasadim (Luz Misericordiosa) no existe la carencia, nunca podrá darse un contacto entre dichas impurezas y los atributos de Beth. De allí la importancia de dibujar las letras.  Gracias a Beth, todas las letras hebreas que dibujamos, descienden por todos los mundos, desde el punto más alto hasta el más inferior de los grados, impidiendo que esta Luz se debilite o se contamine.

 

Si Dios creó el mundo a partir de la Beth, como todo nos lo  indica,  es porque  la palabra Brajá ברכה (que comienza con Beth) significa Bendición, y es por ello que todas las bendiciones en hebreo comienzan con  la siguiente frase "Baruj Atah Adonai...". Baruj viene de la palabra Brajá.   Una Bendición, en hebreo, es la liberación de la energía Divina que está contenida en cada cosa. De allí la importancia de bendecir los alimentos, el dinero y cada cosa que entra en contacto con nosotros.

 

En el único sitio en donde el hombre deja de experimentar la soledad y la escasez es en el vientre materno. Visualizar a Beth nos permite revivir el estado emocional que sentíamos cuando éramos bebés: si nos metemos dentro de su cavidad sentiremos que lo tenemos todo y atraeremos Brajá (salud, dinero, amor, paz, felicidad, hijos, etc). Además, ante un problema emocional, la meditación con Beth apacigua nuestro dolor, nos consuela, porque ella contiene el potencial de la Madre cósmica. Beth también nos ayuda cuando tenemos problemas de autoestima, prepotencia, tristeza, sensación de abandono, depresión y confusión.

 

En conclusión, nosotros fuimos creados con la Beth como base, y ésta es la semilla del árbol que somos. Puede que ese árbol esté enfermo, pero si lo tratamos y lo curamos, la semilla desarrollará su esplendor, otorgando los mejores frutos.

 

Meditación práctica


Primeramente, se recomienda dibujar la letra (usa la imagen que está en el inicio, en blanco y negro). Luego, observarla de 3 a 5 minutos, cerrar los ojos y visualizarla  frente al tercer ojo. Seguidamente, se lleva la letra a la glándula pineal (en el centro de nuestro cerebro). Por último, se visualiza en el cerebelo (ubicado en la base de nuestra cabeza, en donde se conecta la columna con el cerebro). Para mayor claridad, observa la siguiente imagen, donde está señalada la ubicación de la glándula pineal y el cerebelo en nuestro cerebro.

La anterior instrucción también puedes escucharla en el siguiente audio (formato mp3) que te brindamos seguidamente. Recuerda que estas instrucciones son generales, y, por tanto, debes seguirlas para cuando inicies la meditación con cualquiera de las letras hebreas.

Descarga
INSTRUCCIÓN GENERAL.mp3
Archivo de audio MP3 724.5 KB

Una vez que hayas realizado la práctica anterior de visualización, escucha la siguiente meditación, que está construida para que te conectes, de forma específica, con el Elohim Bajur, Beth.

 

Descarga
MEDITACIÓN BACHOUR.mp3
Archivo de audio MP3 5.5 MB

¡Hasta la próxima!

Escribir comentario

Comentarios: 3
  • #1

    Juliet (miércoles, 02 marzo 2016 10:41)


    Hola Maciel

    ¿Quería preguntarte si esta letra ( Beth) no tiene representación en la carta del tarot?
    Y comentarte que he soñado con esta letra Beth, supongo que es normal puesto que medito a diario sobre ellas.
    Un abrazo

    Gracias

  • #2

    Maciel (miércoles, 02 marzo 2016 22:48)

    Hola Juliet, si tiene clarfo que si, solo que cuando lo hice nos e me ocurrio ponerlo, veras que comienzo a partir de la novena letra, el segundo arcano la sacerdotisa es la beth. es muy normal que sueñes con ellas son clves nemotecnicas, hablan directo al insconciente

  • #3

    beatriz rodriguez (sábado, 29 octubre 2016 10:11)

    Absolutamente hermosa y reconfortante la meditación con la Beth. Gracias por transmitir este conocimiento.

Kabalah Renovada 2015

 

kabalahrenovada@gmail.com