Elohim Gadol, Guimel


 

Comprender esta letra no ha sido lo mas fácil para mí, porque definir el resultado de la copulación entre la Madre  cósmica y el Padre cósmico es bastante complejo. Guimel es ese resultado; podríamos llamarlo Hijo, si queremos, pero es más que eso.

 

En las primeras dos letras, Aleph y Beth, todo se gesta; de allí nacen todas las cosas  que existen en el universo, es decir, toda la materia es el resultado de esta unión (la materia es el hijo de Dios). Guimel es este hijo en estado potencial.

 

En la Kabalah es muy importante la primera letra que inicia una palabra, y con Guimel tenemos el inicio de dos palabras que nos van a esclarecer más su rol. La palabra Guedulá, que significa grandeza o magnificencia, expresa el atributo de misericordia de Dios, y la palabra Guevurá, que significa rigor, fuerza y juicio,  constituye el marco de leyes que controlan la Creación.  Esto quiere decir que, para cada paso que damos en nuestra vida, tenemos dos vías que tomar: la vía de Guedulá o la vía de Guevurá. El resultado siempre será el de la corrección del hombre, porque ese es el propósito de la Creación, y lo que cambia es la vía por medio de la cual esa corrección se produce. El atributo de Guedula גדלה es dar y el de Guevura  גבורה es recibir; el perfecto balance de estos dos desata la actividad de Guimel y es solo allí cuando surge una tercera opción que nos ubica en el justo medio de la balanza, en el perfecto equilibrio. 

 

El Zohar dice, literalmente, que la letra Guimel le proporciona misericordia a la pobreza, y este aspecto es muy importante dentro de la Kabalah. La pobreza es un atentado contra Dios porque es un desbalance en el sistema, y está generada por un juicio severo y un rechazo completo del hombre a recibir la Luz que lo otorga todo. Podemos seguir perdiendo el tiempo en culpar a los de afuera (el gobierno, el vecino, el imperio, etc.) de nuestras desgracias y miserias, pero la verdad es que la Luz está constantemente pujando para circular en este mundo y nosotros la bloqueamos, y hasta que no comprendamos esto, estaremos viviendo en un mundo de desigualdades. Hay un sabio pensamiento que grafica esto muy bien: "En el mundo hay hambre no por falta de comida, sino por falta de Amor".

 

Guimel viene de la palabra Gamul, que quiere decir,  en hebreo, dar una recompensa o un castigo (esto nos confirma su atributo dual). El ser humano, desde tiempos inmemoriales, se ha debatido entre el bien y el mal, pero la Kabalah nos enseña que, ambas cosas, son percepciones erradas del hombre, y cuando nos ubicamos bajo el influjo de Guimel, éste nos otorga la visión de la Realidad, tal y como es. Con el bien, todos vivimos contentos, pero como estamos en un mundo de polaridades, si nuestra percepción califica la realidad de “buena”, inmediatamente surge una posibilidad de que también esta realidad sea “mala”.  La actividad de Guimel expande nuestra percepción para comprender que lo único que existe es Luz, y que detrás de cada cosa podemos encontrarla (como Luz Oculta o Luz revelada). 

  


Otro aspecto importante al analizar la grafía de la  letra Guimel ג es que podemos ver como un “pie en el aire”, dispuesto a avanzar, pero este avance requiere voluntad. Por ello, al  visualizarla y meditar con ella, estamos limpiando la “maleza” que nos impide la estimulación del primer chacra, el cual nos conecta con el movimiento, con el éxito, con la vida, con el dinamismo. La máxima de Guimel es: "Sin voluntad no hay éxito". Este éxito no es sólo económico (éxito es todo proceso que se inicia y se concluye satisfactoriamente). Para que algo exista en este mundo, se requiere movimiento, y éste sólo se produce por el concurso de la voluntad. 

 

Otro aspecto vital que podemos mejorar al meditar con Guimel, es nuestra percepción de la realidad a través de la vista y el oído. Muchísimas veces, los conflictos relacionales son porque nuestra distorsión nos hace ver y escuchar cosas que no existen. Está claro que, en la medida que evolucionamos, nuestra percepción se va afinando, pero cuando se nos presenta un conflicto y nos damos cuenta que escuchamos cosas que la persona que tenemos al frente no dijo, es un síntoma de que tenemos  este sendero psicológico bloqueado. Esto parece irrelevante, pero el problema es que, en este aspecto psicológico, en donde Guimel ejerce su actividad, se nos da la habilidad energética de unir los polos opuestos. Por lo tanto, Guimel es la grafía ideal para trabajar relaciones con los padres y con la pareja. También podemos meditar con Guimel cuando tenemos dudas, encrucijadas o situaciones que nos paralizan.

 

A Guimel le corresponde la tercera posición dentro del alfabeto hebreo, y esto no es casualidad. Detrás de esto hay un secreto: es por causa de Guimel que cuando hacemos una invocación de un Arcángel, Ángel, entidad de Luz o Nombre Divino, ésta se repite 3 veces.  



Por ejemplo: imaginemos que necesitamos trabajar con el maravilloso Arcángel Mikhael. Mencionamos su nombre, la primera vez,  y llevamos nuestra atención al hombro derecho, y allí contactamos a Jésed (dar, misericordia) en su atributo de Guedulá (magnificencia). La segunda vez que pronunciamos su nombre, centramos la atención en el hombro izquierdo, y allí contactamos a Guevurá (fuerza  y deseo de recibir). Por último, la tercera vez que pronunciamos su nombre, ponemos nuestra atención en el corazón. Este es el balance entre el dar y el recibir, el perfecto equilibrio que genera la belleza y armonía de la obra gestada. De este modo, al atraer la actividad del Arcángel Mikhael, estamos en perfecto equilibrio de nuestra energía, lo cual va a sintonizar eficazmente la actividad de este Arcángel.

 

Para todas las invocaciones, es primordial mantener la visualización en este orden (hombro derecho, hombro izquierdo y corazón), porque es tal la Guedulá de Dios que una gota de la Misericordia  suaviza todo el deseo del hombre de recibir sólo para sí mismo, convirtiéndolo en el deseo de recibir para compartir.  A esta triada se le conoce en la religión católica como la Sagrada Trinidad. En verdad, la traducción que tenemos nosotros, a nivel religioso, de la trinidad (Padre, Hijo y Espíritu Santo) nunca tuvo mucho sentido para mí. Ahora entiendo que Guimel es el Espíritu Santo, el portador del gen de Dios en todo el universo.

 

En conclusión, Guimel transporta el fruto del amor Divino para poner a circular la vida a nivel cósmico. 

Meditación práctica

 

Primeramente, se recomienda dibujar la letra (usa la imagen que está en el inicio, en blanco y negro). Luego, observarla de 3 a 5 minutos, cerrar los ojos y visualizarla  frente al tercer ojo. Seguidamente, se lleva la letra a la glándula pineal (en el centro de nuestro cerebro). Por último, se visualiza en el cerebelo (ubicado en la base de nuestra cabeza, en donde se conecta la columna con el cerebro). Para mayor claridad, observa la siguiente imagen, donde está señalada la ubicación de la glándula pineal y el cerebelo en nuestro cerebro.



La anterior instrucción también puedes escucharla en el siguiente audio (formato mp3) que te brindamos seguidamente. Recuerda que estas instrucciones son generales, y, por tanto, debes seguirlas para cuando inicies la meditación con cualquiera de las letras hebreas.


Descarga
INSTRUCCIÓN GENERAL.mp3
Archivo de audio MP3 724.5 KB

Una vez que hayas realizado la práctica anterior de visualización, escucha la siguiente meditación, que está construida para que te conectes, de forma específica, con el Elohim Gadol, Guimel. Puedes utilizar la imagen de este paisaje que te brindamos, para que te inspires en ella al realizar la meditación. 


Descarga
MEDITACIÓN GUIMEL.mp3
Archivo de audio MP3 6.0 MB

¡Hasta la próxima!

Escribir comentario

Comentarios: 3
  • #1

    Haiskel Peñalver (miércoles, 14 junio 2017 11:06)

    Deberiamos recibir las enseñanzas del Alef-bet en la escuela primaria, el mundo seríamucho mejor para er llevado en paz y sosiego. Hacen falta miríadas de personas como tu Maciel en el universo visible e invisible, en los mundos manifiestos e inmanifiestos.Toda Rabá Berajot.

  • #2

    Maciel (miércoles, 14 junio 2017 13:11)

    Gracias por dejar tu comentario Haiskel, estoy deacuerdo contigo, si los maestros estuvieran formados en kabalah la sociedad seria muy diferente a la de hoy, pero eso es el avenir, hacia alla vamos.
    Un abrazo

  • #3

    Estela (miércoles, 06 septiembre 2017 20:10)

    Hermosa meditacion. Muchas gracias!

Kabalah Renovada 2015

 

kabalahrenovada@gmail.com