"Y Dios dijo a Abram, Sal de tu tierra natal, de tu familia  y de la casa de tu padre, a la tierra que yo te mostraré                                                                                                                                                                   וַיֹּ֤אמֶר יְהוָה֙ אֶל־אַבְרָ֔ם לֶךְ־לְךָ֛ מֵאַרְצְךָ֥ וּמִמּֽוֹלַדְתְּךָ֖ וּמִבֵּ֣ית אָבִ֑יךָ אֶל־הָאָ֖רֶץ אֲשֶׁ֥ר אַרְאֶֽךָּ ׃   

 

Lech lecha tiene muchas lecturas, porque como en la Tora no hay vocales, esta frase se puede leer de muchas maneras. Sin embargo la mayoría de los comentaristas coinciden que lech lecha quiere decir “vete por ti”. Tradicionalmente pareciera que Dios le dice a Abraham que se mueva geográficamente, pero esto se contradice con el final de la parasha Noaj pues allí dice que ya Abram había emprendido el viaje. Entonces, porque Dios le ordena algo que él ya había hecho? Porque evidentemente no se trataba de la misma cosa. De hecho Lech lecha es la primera mitzvá que aparece en la Torá, que es la de entrar en eretz Israel. Es muy claro que esta transformación que experimentó Abram estaba relacionada con ir al encuentro con su Neshama que nunca quita a esta tierra sagrada. De hecho según los sabios y la Torá misma, no podemos pasar de un nivel evolutivo a otro sin antes entrar en contacto con nuestra Neshama posteada en la tierra de Israel. Después de hacer contacto con esta tierra santa se produce inevitablemente una transformación en nuestras vidas. Nuestro mazal es como un cántaro de agua, está lleno, pero se nos distribuye a cuenta gotas porque no tenemos suficiente capacidad de recepción. Lo que en kabalah se llama vasija es el nivel de alma que encarna en nosotros, en al medida que agradamos nuestra alma, nos hacemos mas receptivos a el agua de ese cantaro. Las pericias en la vida de Abram son en realidad el trabajo interno que hizo para alcanzar un nivel de alma que le dio todo el poder para transformarse en el empresario próspero, respetado y valiente que fue, con una emuna inquebrantable, lograda a través de ser el primer hombre que dialogo con dios, que no aceptó de brazos cruzados los designios de su destino. El es el ejemplo de tenemos y debemos cambiar lo que no nos gusta de nuestro supuesto destino y solo moviéndonos lo podemos lograr. 



Esta es la tercera parasha de la Torá,  y en el sentido más profundo se trata de la formación cósmica de la sefirá de Jesed, en otras palabras Lech Lecha se trata de un viaje interno y no de un viaje geográfico.  Sin embargo vemos esta ruptura que Abram sufrió de su tierra natal,en varias partes de la Torá dentro de esta parasha: por ejemplo, la esclava agar huye y luego regresa por orden de un Ángel, para ser expulsada más tarde con su hijo Ismael, Abram se separa de Lot, Sara primero es es secuestrada por el faraón, lo cual implica una primera ruptura de su hogar, y más tarde es devuelta, lo cual implica una ruptura con Egipto. En fin, a lo largo de toda la parasha vemos estos movimientos que implican que la transformación y la evolución requieren salir de la zona de confort y de los hábitos que nos marcan una cierta zona de seguridad. A lo largo de nuestra vida, vivimos muchísimas cosas que nos obligan a cambiar, a movilizarnos, y en general están atadas al dolor, porque no anticipamos el movimiento, entonces esperamos que la vida nos de el empujon. Lo que tenemos que saber es que Si nos asentamos, sufriremos porque vinimos a transformarnos. 

 

La esencia de la vida es el movimiento, cada átomo de nuestro cuerpo está en constante movimiento y si nuestra estructura psíquica va encontra de esto, creamos un choque, que más tarde o más temprano se sentirá en forma de vacío, insatisfacción, pobreza, soledad, etc. Este viaje de Abram es espiritual muy profundo, lo cual contradice el turismo espiritual que muchas veces tenemos . Si estamos conectados con la espiritualidad y no nos estamos ocupando de transformar nuestra parte egoica, para estar al servicio de los intelectos superiores, entonces estamos estancados y distraídos por el yetzer hará. De hecho vemos como Abram sale triunfante de múltiples pruebas hasta convertirse en una persona completamente diferente, y es cuando Hashem le cambia el nombre. De hecho la Torá nos dice que La descendencia que tuvo Abraham, con Sara, su hijo Isaac es una tzedaká que le dio  Hashem. En otras palabras, al cambiar de nombre Abraham encarnó la mitzva de la tzedaká en el.

 

Ya sabemos que Israel es un estado interno de consciencia, así que lo que Dios le pide a Abram es despertar su consciencia y su potencial interno. 

De hecho analisemos un momento las letras que componen lech lecha, tenemos que ambos nombres se componen por las mismas letras la lamed y la jaf, lo cual nos habla de un antes y un después. La Lamed es la letra que nos conduce a la elevacion a traves de la sabiduria que se obtiene por el estudio de valor numérico 30 y la Jaf es la letra de la fuerza y tiene una guematria de 20. Ahora fijense que el orden en el que estas letras se ordenan es de mayor a menor, es decir, primero la Lamed y luego la Jaf, esto quiere decir que la transformación por la sabiduría nos da la fuerza para vencer todos los obstáculos. Si esta fuerza la usamos en detrimento de los otros o para imponernos sobre los otros, entonces se cierra este sendero o canal y somos debilitados por la carencia que le damos a este uso abusivo de la luz. Estas sílabas se repiten dos veces para enseñarnos que cada patrón que tenemos que superar se repetirá siempre en nuestras vidas. Por eso Dios le dice sal de la casa de tu padre, porque el padre representa los esquemas familiares, lo aprendido, lo estructurado psíquicamente por hábitos y conductas heredadas. Hay que cortar con todo eso para reinventarse como una nueva persona, sin embargo  mientras no hacemos teshuva sobre estas cosas, se estaran repitiendo porque esto forma parte del entrenamiento del yetzer hará, es transmutación por agotamiento, de tanto que recaemos en los mismos errores terminamos por superarlos.

 

Fijense algo, hashem es solo una inteligencia suprema, es amor absoluto, es como el sol, solo se ocupa de irradiar su luz, punto. Sin embargo debajo de él hay toda una jerarquía que constituye el sistema de la  creación. Y cada uno de nosotros tiene una extensión de esta inteligencia divina, que interactúa en permanencia con nosotros, que nos guía, que nos ajusta los cables cuando están haciendo corto circuito, que se ocupa individualmente de encaminarnos hacia la evolución 

 

Esa inteligencia no solo está en lo interno en la forma de nuestra alma, también está conectada con el infinito y es llamado el nivel de alma de Yejida. Es una luz que estimamos es el Dios, pero en realidad es una extensión divina individual, es  personal de cada uno, pero no podemos confundirlo con el Dios único. Una prueba de esto es que es en esta parasha en donde aparece por primera vez el nombre Adon, que es de donde proviene Adonai, Mi señor. Abraham es el primero en revelar este nombre de Hashem, que equivale al mundo de Maljut, es decir, de todos los nombres de Hashem es el de menor vibración y equivale a una apropiación de la energía divina encapsulada en la fisicalidad. 

De hecho, es revelado en el momento en el que Abram le dice,de qué me sirve toda la riqueza que me prometes si no tengo a quien dársela, no tengo descendencia?. Dicen los sabios que la unión de las acciones justas de Abram , la circuncisión y la revelación de este nombre lo que cambió su mazal y pudo generar descendencia.

 

La mayoría de las veces confundimos esta presencia con Dios, y aunque efectivamente es una extensión del infinito, no es Dios. Esto lo tenemos que tener muy claro para arrancar de nuestro sistema la creencia de que Dios hace que paguemos lo malo y que seamos recompensado por lo bueno. Somos parte de un sistema de lo creado, que está sujeto a leyes, y es eso lo que hace que todo entre en un orden más tarde o más temprano. Para poder conectarnos con el verdadero Dios, el Ein sof en verdad tenemos que elevarnos por encima del mundo dual y de lo limitante. Esto quiere decir que también el Yetzer hara forma parte de este sistema de aprendizaje evolutivo, es la resistencia que nos templa como el acero para resistir las batallas mas ferreas. 

 

Descarga
Lech Lecha 5780.mp3
Archivo de audio MP3 6.6 MB
Descarga
Hlula Rajel la matriarca.pdf
Documento Adobe Acrobat 127.4 KB

La tzedaka y el diezmo son luces disponibles que aumentan nuestra capacidad de generar sustento. Por tal razón permitir que  los otros colaboren para el mantenimiento de la pag de Kabalah Renovada y con los proyectos de expansión que tenemos es una mitzva, pues los hace partícipe de la beraja que recibimos al compartir los secretos de la kabalah que se hacen a través de esta pag que trae bienestar a muchas personas. Por eso les dejo el link de paypal a través del cual pueden hacer sus donaciones. Mil gracias de antemano y que las luz del creador multiplique al infinito su generosidad.

Sabemos que los controles de la moneda y controles cambiario han dificultado el proceso de diezmo del grupo que estudia en Venezuela y dado que diezmar y dar tzedaká para difundir el verdadero estudio de la Kabalah trae beraja, mi hermana me dejó disponible una cuenta local para la gente de Venezuela que me han expresado su deseo de colaborar con nosotros en moneda local. Ella se encargará de transmitirme sus donaciones. Solo les pido que me informen en privado a kabalahrenovada@gmail.com para llevar un control preciso de ello.  Mil gracias de antemanos a todos por ser partícipes de la difusión y expansión de Kabalah Renovada.

Lucia Colombo Pastori

CI 8691483

Cuenta Corriente BANESCO

01340203562033006767

email: luciacolombopastori@gmail.com

 

Si deseas formar parte de nuestro grupo de estudio de Whatsapp o de Telegram, escribenos akabalahrenovada@gmail.com para enviarnos tu número de teléfono completo, incluyendo el código del país en donde vives. Whatsapp o Telegram son el medio más directo, completo  y detallado de compartir nuestra enseñanza.  También puedes dejarnos tu dirección email a través del cual recibirás solo la parasha de la semana o puedes seguirnos por facebook.

Kabalah Renovada 2015

 

kabalahrenovada@gmail.com