Mira que hoy pongo  delante de ti una bendición y una maldición...

La bendición es válida si cumples los mandamientos del Eterno vuestro Dios que hoy imparto y la maldición os valdrá si no cumples los mandamientos del Eterno vuestro Dios y os apartéis de su camino para ir tras otros dioses que no conozcáis.

 

רְאֵ֗ה אָנֹכִ֛י נֹתֵ֥ן לִפְנֵיכֶ֖ם הַיּ֑וֹם בְּרָכָ֖ה וּ קְלָלָֽה ׃

 

אֶֽת־הַבְּרָכָ֑ה אֲשֶׁ֣ר תִּשְׁמְע֗וּ אֶל־מִצְוֹת֙ יְהוָ֣ה אֱלֹֽהֵיכֶ֔ם אֲשֶׁ֧ר אָנֹכִ֛י מְצַוֶּ֥ה אֶתְכֶ֖ם הַיּֽוֹם ׃

 

וְהַקְּלָלָ֗ה אִם־לֹ֤א תִשְׁמְעוּ֙ אֶל־מִצְוֹת֙ יְהוָ֣ה אֱלֹֽהֵיכֶ֔ם וְסַרְתֶּ֣ם מִן־הַדֶּ֔רֶךְ אֲשֶׁ֧ר אָנֹכִ֛י מְצַוֶּ֥ה אֶתְכֶ֖ם הַיּ֑וֹם לָלֶ֗כֶת אַחֲרֵ֛י אֱלֹהִ֥ים אֲחֵרִ֖ים אֲשֶׁ֥ר לֹֽא־יְדַעְתֶּֽם

 

Ree quiere decir mirar y no tenemos zohar de esta parasha, sin embargo su significado está escondido dentro de otras porciones.

 

Lo primero que quiero aclarar es que las palabras bendicion o maldicion son códigos que reflejan un nivel de actividad por debajo de Binah. Ambos conceptos provienen de una fuerza por encima de nosotros pero que viene a su vez, condicionada por nuestras acciones. Así mismo se asocia a lo positivo o a lo negativo, pero en ningún caso a lo bueno o lo malo, porque a lo largo de la porción vemos que lo que parece una maldición, es una bendición oculta. De hecho, maldición en hebreo se escribe Kelalah y tiene una guematria de 165, igual que  una de las maneras de escribir la palabra “Chazak” que quiere decir fuerza, y también 165 es la guematria del nombre  Caín, que es un código que refleja la columna izquierda del Árbol de la vida.

 

Kelalah(קללה)= Kuf+Lamed+Lamed+Hei=165

Chazak(חזקימ)= Jet+Zain+Kuf+Yud+Mem=165

Cain(הקינ)= Hei+Kuf+Yud+Nun=165

 

Caín es una necesidad evolutiva en el hombre que rechaza al creador, es decir, Dios nos dio un lapso de tiempo para el recreo, un tiempo de experimentación en el juego de ser creadores, pero este tiempo es limitado y Caín está allí para que no nos quedemos atrás cuando nos negamos a avanzar.

 

Esto es como cuando unos niños japoneses van al recreo, ellos hacen lo que quieren en ese lapso de tiempo, pero  para poder regresar a su salón de clases, tienen que estar limpios. Por lo tanto si se ensucian tienen que lavarse. El asunto es que en este mundo de dualidad todos nos ensuciamos. Entonces,  para poder regresar a la fuente tenemos que ser inmaculados de modo de lograr afinidad de forma con el creador. Tenemos que estar limpios de egoísmo, por lo tanto, lo queramos o no, debemos que depurar todos esos esquemas que conforman al ego.

 

Se nos dio la Torá para aprender a hacerlo a través de la sabiduría, pero en nuestra negación, que es nuestro pan de la vergüenza, el sistema se vio obligado a crear una vía alterna también llamada Cain. En otras palabras, la aparente maldición es un método de aprendizaje que tiene el objetivo de fortalecernos. La mayoría de las veces evadimos los conflictos internos para no confrontar el dolor porque somos débiles o inmaduros emocionalmente. Por eso el dolor es un maestro, pues nos obliga a extraer de las profundidades de nuestras sefirot la voluntad y la fuerza necesaria para confrontarlos.

 

En el génesis vemos que Caín mata a Abel. El código que se oculta detrás de esto es que el acto de Cain ayudo a corregir la parte  débil de Abel, reflejada en su vanidad y su vanagloria. Esto fue lo que le permitió evolucionar para reencarnar en Set, quien engendró más tarde toda una línea de tzadikim, entre ellos  Enoc quien fue un modelo de perfección. En otras palabras, Cain propició la depuración de su propio linaje familiar.

 

Es importante saber que nadie puede encarnar en este mundo si no es por una corrección que hacer, por lo tanto los grandes sabios como Moisés, Rabi Shimon, El Ari, rav Najman de Breslov y tantos otros, han cometido alguna falta a propósito, para poder tener un ancla que les permita descender a este mundo en algún momento determinado, de modo de  garantizar la redención de la humanidad. Es por eso que en kabalah aprendemos que todo es perfecto y es para el bien.

 

A pesar de toda esta explicación y por más que parezca chocante, es pertinente utilizar ambos términos, tanto maldición como bendición para diferenciar de qué lado del Árbol estamos tratando. Además a nivel subconsciente ambas palabras tienen un peso emocional que nos servirá para nuestro aprendizaje.

 

Observamos  en esta porción  que las palabras bendición(berajá) y maldición(kelalah) aparecen dos veces en el primer párrafo. Los sabios de la guemará nos dicen sobre esto que “todo aquel que ejecuta una acción crea un Angel antes de efectuar tal acción”. Y es por eso que la acción positiva del hombre es recompensada desde el momento en el piensa en hacerla.  

 

Nos explican que la primera palabra de Beraja se refiere a la que viene de los pensamientos puros y la segunda se refiere a las acciones que ejecutan tal pensamiento, es decir, que desde el mismo momento en el que tenemos la intención de ejecutar una acción positiva se genera un Ángel y posteriormente al materializar ese pensamiento, hay otro Ángel que se crea. En total ganamos dos Ángeles del lado puro del sistema del Árbol de la Vida.

 

Sin embargo, para el caso de las maldiciones no sucede lo mismo. Si bien las acciones negativas generan entidades negativas que traen la maldición, el mal pensamiento no genera una entidad negativa a menos que estos sean concernientes a la  avoda zara, que son los pensamientos idólatras del cual se hace referencia en este primer párrafo de la porción. Sin embargo, nos dice la guemará que aun cuando los pensamientos negativos no generan una entidad negativa estos necesitan reparación. La vía más poderosa es la tzedaká, la otra es vidui(confesión) y por último tenemos la teshuvá, razón por la cual esta porción es una preparación para el mes de Elul, que es el mes en el que todo nuestro pasado regresa para ser redimido.


Como la tzedaká es la vía más poderosa de (reparación)tikun, Ravi Jaim vital en esta porción nos explica la manera en la que el Ari daba Tzedaká, dice:

 

En cuanto a la filantropía y la generosidad, observé que mi amo no era particularmente exigente en que sus propias ropas fueran extravagantes,  sólo comía un poco y  en cuanto a los gastos de su esposa, distribuiría fondos según su deseo.

Pero en cuanto a la tzedaká, Mi amo daba con gran alegría y buen corazón, con las manos abiertas y a veces ni siquiera miraba para ver si había dinero para él o no.

Mi maestro dijo que cada mandamiento está asociado con una de las veintidós letras del alfabeto hebreo y que cuando alguien realiza una mitzvá, la letra asociada con ese mandamiento brilla en su frente, reemplazando, la letra que brilla en su frente de la mitzva anterior que él realizó”.

Dice: -“La letra hebrea permanece en su frente sólo mientras cumple el mandamiento con el cual está asociado; Después la letra es absorbida dentro de él. Sin embargo, si cumple el mandamiento de la tzedaká, la letra asociada con ella no desaparece tan rápido como las otras letras asociadas con otros mandamientos, sino que ella sigue brillando en su frente durante toda la semana. Este es el significado místico del versículo 3 del salmo 111: "Su tzedaká perdura para siempre" .

 

“En cuanto a la compra de cosas que se utilizan para realizar los mandamientos de la Torá, vi que mi amo daría a los comerciantes todo lo que pedían por ello y no trataba de negociar el precio. A veces colocaba su cartera delante de ellos y les decía que tomarán lo que quisieran. Él me dijo que uno no debería negociar sobre los precios que uno paga para hacer las mitzvot”.

“Rabí Shimon bar Yochai dice lo mismo en el Zohar pues la espiritualización de la carne física depende en gran medida de la pureza del pensamiento y de las intenciones …”



Este punto es importante, porque  shabbat es el momento de la semana en donde nuestro Maljut se eleva un nivel por encima del nivel que tenemos durante la semana. En otras palabras elevamos nuestra vida, nuestro mundo, nuestras emociones  y nuestros pensamientos.

También en este dia Binah distribuye el sustento de la semana siguiente, por lo tanto regatear los precios de los artículos que usamos para shabbat, es imprimirles consciencia de carencia. Esta es la razón por la cual se recomienda usar nuestra mejor vajilla y utensilios para nuestra mesa en este dia.

 

Me explico: El resto de la semana si queremos podemos comer en platos de cartón y eso no hace ninguna diferencia en nuestro sustento, pero en Shabbat cambia la cosa. Cuando lo recibimos debemos entrar a este día  con el máximo nivel de abundancia   que podemos adquirir físicamente, porque sabemos que nos elevaremos un piso por encima de donde estemos en  ese momento en todas las áreas de nuestra vida. Así que cuando llenamos nuestra mesa con deliciosos platos, servidos en los mejores utensilios que tenemos, nuestros ojos, que son la parte física más espiritual que tiene el ser humano, miran la abundancia, cosa que es registrada por el subconsciente.

 

Pero si miramos un utensilio que ha sido adquirido a través del regateo, sin percatarnos, nuestro subconsciente suena la alarma que dice “no tengo  suficiente” o  “que desperdicio gastar tanto en esto”.

 

Tenemos que saber que nuestras decisiones no dependen de lo que creemos conscientemente, sino de lo que nuestro subconsciente tiene registrado. Por ejemplo, una persona puede decir y creer conscientemente que quiere dinero, pero si en su subconsciente tiene registrado que “el dinero envilece al hombre”, entonces su vida será un reflejo de que el subconsciente está rechazando el dinero, porque evidentemente esta persona lo ha catalogado como un instrumento negativo. La coherencia de la que hablamos en kabalah no se produce solo entre el pensamiento y la acción, es también la alineación de los 3 niveles de la mente: el inconsciente, el subconsciente y el consciente. Por eso en la Torá el diezmo y la tzedaká son herramientas tan poderosas para aumentar nuestros ingresos, ellas van limpiando las programaciones subconscientes que tenemos sobre el dinero y además nos conectan con la vía de la derecha, que es energía de otorgamiento.

 

Fijense algo, puede que dos personas no se conozcan, pero si uno es un otorgante sincero e incondicional y el otro es receptor, entre estas dos personas se forma un lazo de amor. En el receptor se genera una emoción de amor irracional, pues son dos personas que nunca se han visto. Sin embargo, el amor los une porque el otorgante necesariamente conecta con Jesed que no es solo dar, también es  amor, por lo tanto el receptor recibe amor a través de esa fisicalidad que le provee el otorgante. Además Jojmá que es la sefira que encabeza la columna otorgante se encuentra por encima de Jesed, es su cerebro. Si vemos las guematria de Jesed tenemos que es 72 y Jojma es 73, solo los diferencia una unidad. Esto es para decirnos que el otorgante se eleva a Jojmá cuando su motivación es la unificación. Por todo esto el receptor y el otorgante se plenan en amor, pues sabemos que Ejad  es unión y Ahava  es amor y tienen la misma guematria (13), pues son la misma cosa. Ser otorgante nos coloca en una onda de frecuencia que atrae sustento, amor y consciencia de unidad con el creador, lo cual fortalece nuestra confianza en el universo.

 

En otro orden de ideas, esta porción se llama “Mira”, porque los ojos son los canales por donde los niveles de la mente se conectan al mundo físico. Entonces, la energía que nos llega en este próximo Shabbat  va limpiando nuestras percepciones más profundas. De hecho Ree tiene guematria de 206 igual que la palabra Dabar que quiere decir cosa o palabra, refiriéndose, entre otras cosas, a la mirada que le damos a la materialidad y a la manera en cómo la calificamos.

 

Las maldiciones o bendiciones son resultantes, son ejecuciones de  juicios en donde hay 3 factores que se conjugan: percepción, palabras y acciones. Sin embargo, aunque tenemos muchas vías de acceso, la meta es y será siempre la Luz. Es por eso que en el primer párrafo de la Torá la palabra bendición aparece primero que la palabra maldición. La kabalah nos enseña que en realidad no somos nosotros los que podemos determinar que es una maldición o una bendición, puesto que nuestra percepción puede ser errada ante un acontecimiento. Por ejemplo, un matrimonio puede ser cualquiera de las dos cosas y esto no lo podemos saber hasta que no estamos experimentandolo.

 

Lo cierto es que el tipo de matrimonio que llegará depende de la manera como este individuo vive, de las correcciones que ha hecho y de lo que le queda por corregir. Las correcciones por la derecha implican clemencia, bondad, generosidad y se hacen con alegría. Las correcciones por la izquierda implican dolor.

En otras palabras, podemos ir por una autopista pavimentada o por un camino de tierra lleno de huecos. La meta es la misma y es una sola , la meta es siempre una bendición.

 

Por esta razón es que Moshe le dice al pueblo que a es través de las mitzvot que podemos guiarnos en este asunto. Por ejemplo, el otro día caminando con una amiga y mi hija encontramos un teléfono celular de última tecnología tirado en la calle. Mi hija de 11 años se puso feliz, porque con el nefesh bien plantado que tiene, en seguida se apropió y  se dijo que tendría un teléfono nuevo. Pregunta: ¿esto es una bendición o una maldición? todo depende.

El shuljan aruj dice  que en casos como estos  se debe buscar al dueño del objeto perdido en un perímetro de 200 mts.  Efectivamente en esta ocasión no había ni un alma a quien preguntarle, así que estaba justificado quedarse con el teléfono. Sin embargo, en diversas oportunidades la Torá nos ha enseñado que siempre tenemos que hacer el máximo esfuerzo para regresar  lo perdido a su dueño y solo el individuo puede guardarlo  si  en verdad no encontró al propietario. De lo contrario se considera robo, lo cual trae lo que aquí se llama  maldición, que no es otra cosa que las consecuencias de una acción impropia.

 

Sabiendo esto, reviso el teléfono y me doy cuenta  este no estaba bloqueado. Asi que despues de explicarle a mi hija todo esto, busque el primer contacto que que se podía asociar con el dueño del teléfono y lo llame para regresarselo. Evidentemente el hombre que me respondió se sorprendió del gesto, porque el común denominador de la gente considera que encontrarse algo en la calle es un golpe de suerte y raramente lo devuelve. De hecho le conté a un amigo el episodio y me dijo que era una idiota por regresarlo, que la kabalah me estaba enloqueciendo.  

 

El hecho es que por desconocer los  mecanismos por medio el cual el sistema opera, sufrimos las consecuencias. Luego pasa el tiempo y la persona que erró sufre una pérdida equivalente a lo que, sin saber, le  robo al otro y como no comprende el golpe, termina victimizandose. En este caso este teléfono se convierte en una maldición.

Si por el contrario, alguien encuentra un objeto y después de hacer lo necesario no puede regresarlo a su dueño, entonces eso quiere decir que hay una bendición que llegó a esa persona, pues ese objeto está regresando a él por mérito o por derecho de conciencia.

 

Lo cierto entonces, es que el discurso  con el cual  Moisés inicia esta porción nos enseña que Las leyes de la Torá existen para llevar al hombre al camino justo, en lugar de ir por el camino que a cada quien le parezca mejor.

Por eso se hace tikun con la tzedaká, porque el sendero de la justicia en el Árbol de la Vida, es el que conecta a Yesod y Maljut, el cual está regido por la letra tzadik. En otras palabras, de acuerdo al Ari, es la letra tzadik la que se estampa en nuestra frente y  se ilumina durando por una semana cuando damos tzedaká. Esto nos trae bendición porque el sendero mencionado anteriormente(el de yesod y maljut), se despeja y se ilumina, entonces la luz puede entrar al mundo físico sin limitaciones.

 

La energía de la semana entonces, nos proporciona abundancia y claridad. Cómo lo sabemos? El nombre divino de la abundancia es Poteaj et Yadeja y por cierto  lo encontramos en el Birkat Hamazon y en las bendiciones matutinas. Es importante saber que este nombre es un código oculto en el versículo 16 del salmo 145,  que dice en hebreo: “Poteaj et yadeja umasbia lejol-jai ratzon”.( פּוֹתֵחַ אֶת-יָדֶךָ;    וּמַשְׂבִּיעַ לְכָל-חַי רָצוֹן), y quiere decir “Abres tu mano y sacias a todo ser viviente segun tu voluntad”.

 

El Salmo 145 fue escrito por el rey David como un acróstico de las 22 letras hebreas que describen los 22 cromosomas del adn del creador. En este sentido, la letra hebrea número 16 en el alfabeto hebreo es Ayin, que quiere decir “ojo”, lo cual sin duda se asocia al nombre Ree que quiere decir mira. El zohar nos enseña que los ojos están conectados al nivel de Jojmah, que es la sefira de donde proviene el sustento.

 

En la frase del versículo 16  del salmo 145 hay 4 nombres Divinos que nos proporcionan abundancia:

El primero está conformado con las letras  iniciales de la frase poteaj et yadeja Pei+ Aleph+ Yud. Luego tenemos las letras finales de esta misma frase que son Jet+ Tav+Caf. Sin embargo entre estos dos,  hay otro nombre que es un mediador oculto dentro de la frase “Poteaj et Yadeja” y para encontrarlo tenemos que aplicar el método de guematria Atbash, que es muy sencillo(remítase a la siguiente tabla):

 

atbash1.gif

 

Entonces encontramos que la Jet está asociada a la Samej, la Tav está asociado con el Aleph y la Caf está asociada con la Lamed.

 

Así obtenemos el nombre Samej+ Aleph+ Lamed. Por último tenemos oculto dentro de la frase “umasbia lejol-jai ratzon”, el nombre divino  Lamed+ Jet+Resh formado con las letras  iniciales de  “lejol jai ratzon”. Por todo esto, cuando llegamos a esta parte del Birkat hamazon nuestra kavanah es en meditar no solo en recibir la abundancia, el alimento y bendición a todos los mundos, también meditamos  en recibir la sabiduría de Jojmá para ver al mundo con los ojos del creador. Nótese que la frase Poteaj et Yadeja quiere decir “abres tu mano” . Mano está en singular, porque esto se refiere a la mano derecha de Dios, la otorgante reflejada en la columna derecha del Árbol de la vida encabezada por Jojmah.

 

Hay otro nombre divino que se asocia con aclarar nuestra mirada o percepción, se trata de Emet, que quiere decir “verdad”. Esta palabra se forma con las letras finales de la palabra “Bara Elokim laasot”, que quiere decir “Dios creó para hacer” y la encontramos en el kidush del viernes por la noche.

Nótese que en esta frase se utiliza el nombre Elokim y la palabra Barà, ambas nos remiten al nivel de Briah, que es Binah o el Creador. Por eso Emet incluye a todo el alfabeto hebreo pues  es una palabra que comienza con la Aleph, que significa el principio de todas las cosas y termina en la Tav, que simboliza la finalidad de la creación, y   por eso “Emet” constituye el sello de Dios.

 

La letra Mem de guematria 40 que está en medio de  la palabra Emet nos enseña que muchas veces nuestros ojos nos engañan con respecto a la bendición y la maldición. La guemara nos explica que la generacion que experimento mas placer y abundancia en la historia de la humanidad  fue la generación del diluvio. Ellos no tenían miedo de nada y por eso no se pusieron ningun limite al punto que jugaban con los demonios, y por eso experimentaron el placer carnal a fondo. Sin embargo, sin saberlo  ellos estaban siendo rodeados por la kelala que les trajo la destrucción.

 

Esto es una metáfora que nos explica que debemos preocuparnos si en cada ciclo de 40 días no tenemos algún tipo de inconveniente que nos recuerde que vinimos a corregir y no a vacacionar dándole al cuerpo todo lo que pide. La inteligencia del cuerpo tienen adherida así la energía de muerte  y por eso es autodestructiva. Para colmo de males  la kelala que tenemos delante de nuestros ojos  genera emociones de envidia y celos cuando vemos ese aparente placer y bienestar en el otro, lo que significa una invitación para que la maldición de ese individuo se nos pegue, pues la envidia no es más que el deseo de apropiarse de lo que tiene el otro.

 

Fijense algo, lo contrario a Emet, que es la mentira se dice en hebreo Sheker, y se escribe  con la Shin+Kuf y Resh, las cuales apartando la letra hebrea Tav son las últimas 3 letras del alfabeto hebreo. Esto nos dice que todo lo que nos aleja del  Aleph es falsedad, la Tav es la excepción porque al ser el final de un ciclo, la Tav se acerca a la consciencia de unidad. Por otra parte, el hecho de que Sheker sea una palabra que está compuesta por 3 letras, nos indica que hay un ángel acusador que se forma cada vez que mentimos. Sabemos que es acusador pues sheker termina con la resh de la palabra rasha que quiere decir malvado.  

 

Así mismo, la palabra Emet forma un ángel de misericordia. Dicen los sabios del talmud que cuando Dios quiere otorgar una bendición al hombre, el ángel formado por la mentira se presenta ante él para impedir que esta berajá sea otorgada. Y el Ángel de la verdad está todo el tiempo combatiendo al ángela cusador. En otras palabras, las mentiras que decimos a los otros y a nosotros mismos bloquean la beraja.

 

Otra cosa importante que tenemos que saber es que sostener una mentira es solo cuestión de tiempo, por eso vemos que en la palabra Sheker todas las letras que la componen tienen un solo punto de apoyo, por eso se dice que se sostienen sobre una sola pierna, por lo cual en todo momento puede caer. Es más, la pierna de la kuf que está en el medio, desciende por debajo del nivel del piso en donde las otras letras se apoyan, indicándonos con esto que la mentira nos conduce a un descenso de nivel.

 

Por el contrario todas las letras de la palabra Emet: el Aleph, la Mem y la Tav están sostenida en dos terminaciones llamadas dos piernas, que también nos indican firmeza,  equilibrio, solidez y durabilidad.


Con esta palabra Emet sellamos el Shema Israel, por lo tanto cuando la pronunciamos, nuestra kavana es meditar en que todas las mentiras que nos rodean sean disipadas a través de la misericordia. Esto no solo se refiere a las mentiras de los otros que hacen intento de engañarnos, como ya lo dije descubrir este tipo de mentiras es solo cuestión de tiempo. Las mentiras más pertinente es la que nos hacemos a nosotros mismos, cuando creemos que somos de una manera y actuamos de otra. Este mecanismo del ego es el responsable de que en nuestra vida cotidiana creemos toda una película para ocultar nuestras verdaderas intenciones y emociones.  

 

Emet nos permite descubrir lo que nos oculta   nuestro subconsciente sobre nosotros mismos, que son todas nuestras sombras. Emet entonces no se trata de una verdad complaciente, acorde con nuestra realidad personal, Emet se trata de la verdad universal. También se asocia a el tzadik pues este es un “justo verdadero”, por eso Emet nos coloca en  el nivel de consciencia de Yesod.

 

En fin mis amigos, esta porción nos lleva a la profundidad energética de cada cosa, por lo tanto es una semana  muy positiva porque, por una parte continua la energía de consuelo que comenzó el pasado sábado y que dura 7 shabbat hasta Rosh Hashana y por la otra es una semana de aprender a recibir la abundancia desde la sabiduría de modo que esta se apodere de nuestra consciencia.

 

Con esto me despido hasta la próxima

un Abrazo

Maciel

 

 

 

 

 

Por otro lado, sabemos que la tzadaka y el diezmo son luces disponibles que aumentan nuestra capacidad de generar sustento. Por tal razón permitir que  los otros colaboren para el mantenimiento de la pag de Kabalah Renovada y con los proyectos de expansión que tenemos es una mitzva, pues los hace partícipe de la beraja que recibimos al compartir los secretos de la kabalah que se hacen a través de esta pag que trae bienestar a muchas personas. Por eso les dejo el link de paypal a través del cual pueden hacer sus donaciones. Mil gracias de antemano y que las luz del creador multiplique al infinito su generosidad.

Descarga
Parasha Ree 2017KR.mp3
Archivo de audio MP3 13.9 MB

Si desean incorporarse a nuestro grupo de estudio, pueden escribir a kabalahrenovada@gmail.com para pedir incorporarse a nuestro grupo de whatsapp, dejándonos el número de teléfono con el código del país determinado, que con gusto los añadiremos. También pueden seguirnos por Facebook.

Escribir comentario

Comentarios: 5
  • #1

    omar torregroza (lunes, 14 agosto 2017 01:16)

    Que parashat tan espetacular agradecidos con el eterno por permitirme encontrar esta pagina muy agradecido con ustedes bendiciones

  • #2

    Binyamin (martes, 15 agosto 2017 21:53)

    Shalom, todah rabá Maciel excelente porción que H" continúe bendiciendo en grande y permitir compartir estas porciones con muchas personas más, saludos!

  • #3

    Maciel (viernes, 18 agosto 2017 13:13)

    Hola Binyamin, gracias por tu comentario y por compartir nuestra pagina

    Un abrazo y shabbat Shalom

  • #4

    siul (domingo, 20 agosto 2017)

    Gracias!!!!

    Por favis SIEMPRE siga haciendo esos desgloces gemátricos y sobretodo TRASLITERADOS (letra por letra) y palabra por palabra ... Siendo que el exllicarlo "una y otra vez" nos ayuda a familiarizarnos con el idioma hebreo y empezar a RECONICER "letra por letr@" hebrea junto a su traslitwración y su "nombre"...

    GRACIAS!!!

    ESTO ES BUENÍSIMO...

    Y DE PASO LAS numerólogías...

    Esto hace que vuestra enseñanza esté MUY por encima de la de otros "cyber lugares" ... Wow...

    Siga así ... Y tambien gracias por dar citas talmúdicas con rnsrñanzas morales y cognitivas...

  • #5

    Maciel (lunes, 21 agosto 2017 11:55)

    Gracias Siul por tu comentario
    un fuerte abrazo

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.

Kabalah Renovada 2015

 

kabalahrenovada@gmail.com