Parasha Shlaj Leja

 

Y le dijo el Eterno a Moisés: Envía a hombres para que exploren la tierra de Canaán que di a los hijos de Israel. De cada tribu mandareis a un hombre, el principal de cada tribu. Y Moisés, por mandato del Eterno, envió a los jefes de los hijos de Israel desde el desierto de Paran.

וַיְדַבֵּ֥ר יְהוָ֖ה אֶל־מֹשֶׁ֥ה לֵּאמֹֽר ׃

 

שְׁלַח־לְךָ֣ אֲנָשִׁ֗ים וְיָתֻ֨רוּ֙ אֶת־אֶ֣רֶץ כְּנַ֔עַן אֲשֶׁר־אֲנִ֥י נֹתֵ֖ן לִבְנֵ֣י יִשְׂרָאֵ֑ל אִ֣ישׁ אֶחָד֩ אִ֨ישׁ אֶחָ֜ד לְמַטֵּ֤ה אֲבֹתָיו֙ תִּשְׁלָ֔חוּ כֹּ֖ל נָשִׂ֥יא בָהֶֽם ׃

 

וַיִּשְׁלַ֨ח אֹתָ֥ם מֹשֶׁ֛ה מִמִּדְבַּ֥ר פָּארָ֖ן עַל־פִּ֣י יְהוָ֑ה כֻּלָּ֣ם אֲנָשִׁ֔ים רָאשֵׁ֥י בְנֵֽי־יִשְׂרָאֵ֖ל הֵֽמָּה ׃

 

Esta es la famosa porción conocida como la de los espías, solo que  la Torá nos dice claramente que es una misión de exploración y no de espionaje, lo cual cambia totalmente el sentido de la porción. Esta parasha es muy rica porque nos muestra los diferentes niveles de interpretación de la Torá y de cómo un mismo texto tiene varias lecturas, así que trataremos de extraer el aprendizaje máximo para nuestras vidas.

 

Recordemos que es a causa de esta misión de exploración que el pueblo estuvo 40 años en el desierto, en lugar de dos años como estaba estipulado originalmente, ¿por qué? Porque ellos hablaron mal de la tierra de Canaán, causando que el pueblo se aterrorizara y que una vez más renegara de Dios  por haberlos sacado de Egipto. Tampoco podemos olvidar que este acontecimiento originó el 9 de Av, cuando se destruyeron el primer y segundo Templo, cosa que hablaremos en el momento oportuno.

 

Aquí nos surgen unas primeras preguntas: ¿Por qué Dios envió exploradores si ya él  había dado la tierra a los hijos de Israel? ¿Acaso Dios no podía ver por sí mismo como era la tierra y decírselo  a Moshe? ¿O el mismo Moisés no tenía suficiente visión profética para ver lo que había en ella? La respuesta está en el nombre de la porción.

 

Shelaj leja quiere decir “envía para ti”, no le dice “envía para ustedes”. ¿Por qué? Una de las interpretaciones es que, ya estaba decretado que Moisés no entraría en la tierra prometida, así que esta falta, que condenó al pueblo a vagar por el desierto, le alargó la vida a Moisés 40 años. Si el pueblo hubiese escuchado a los dos hombres que hablaron bien de la tierra de Canaán, Moisés hubiese muerto ese mismo año y muchas de las cosas escritas en la Torá no hubiesen sucedido. La nación sentía que sin el liderazgo milagroso de Moshé no podrían derrotar a los poderosos ejércitos de Canaán.

 

Calev y Yeshoua fueron los únicos que dieron una opinión objetiva de lo que sucedía en Canaán. Y Calev trató que ellos se dieran cuenta que era un error acreditar a Moshé todo el éxito que tuvieron sobre los egipcios.

El elevado nivel espiritual de los Hijos de Israel como pueblo, creó la energía para tener un líder del carácter y la habilidad de Moshé Rabenu.

Ellos, como pueblo, eran merecedores de esos milagros.  Es por eso que Calev les dijo que no se preocuparan si Moshé no los guiaría dentro de Israel, ya que con sus propios méritos iban a poder conquistar la Tierra bajo el liderazgo de Yehoshúa.  Solo Calev podía convencer al pueblo de esto, ya que si Yehoshúa también les hablaba, podían sospechar que lo hacía por interés propio.

 

Lo irónico es que el pueblo no vio  que los espías si estaban influenciados por su propios intereses, y su idolatría les hizo perder sus méritos. Ya desde el becerro de oro comenzaron a perder méritos, porque con la revelación de la Torá, el ángel de la muerte y sus huestes quedaron desempleados. El pecado del becerro de oro no solo les dio un nuevo empleo, les dio financiamiento para montar su propia empresa, que hasta ahora es la más exitosa que existe, por lo cual hoy en día existe la rupturas de sociedades, las bancarrotas, los divorcios, las separaciones, los fracasos, y la muerte física.

 

Básicamente, Dios sabía ya que esta gente no tenía el mérito de esta tierra, pero Dios les dio una oportunidad, sin embargo sabía que fallarían así que saco algo positivo, los envió para que Moisés pudiese completar la Torá para nuestra generación, tal y como lo hizo.

 

La analogía con nuestra vida es sin igual. Exactamente eso sucede con las situaciones que atravesamos, siempre tenemos la oportunidad de escoger el camino de la derecha, sin embargo, hay algo más fuerte que nosotros que nos hace flaquear la voluntad, y Dios aprovecha nuestras fallas para dejar algo positivo de ello, para revelar una inmensa luz.

 

A veces nos sentimos mal porque nos vemos débiles, porque experimentamos el dolor de la caída, y es en ese momento que debemos decirnos shelaj leja,  envía para ti, Dios siempre envía para cada uno de nosotros algo positivo dentro de la adversidad. Estos espías son esas energías que nos traen los problemas. Podemos llamarlos traumas, emociones reprimidas, programaciones, enfermedades, etc. Pero estos espías están trabajando también para Dios y algún propósito divino grandioso se oculta detrás de ellos.

 

Para empezar el error nos limpia y nuestro dolor expía nuestro cuerpo de energías de negatividad, lo cual nos permite escribir la Torá de nuestra propia historia. Cada cosa negativa que vivimos nos prepara para una tierra prometida en algún aspecto de nuestra vida. Cuando no estamos conscientes de ello nos sucede como al pueblo que cayó en el pánico, y jas veshalom, el pánico es la inclinación al mal que se apodera de nosotros, es falta de emuna.  Mis amigos no hay problema sin una solución, esto es algo que tenemos que saber. La solución viene pegada detrás del problema solo hay que salir a buscarla, a explorar las diferentes opciones que tenemos para resolverlo. Y eso es una gran lección de esta porción.

 

La desconfianza es lo que nos hace perdernos dentro de las dificultades. En lugar de ver el problema como lo que es, como oportunidad de fortalecer nuestro nexo con Dios, de verificar que Dios nunca nos abandona, vamos en el sentido inverso, ante la dificultad nosotros mismos lo expulsamos de nuestra vida creyendo que podemos resolver por nuestros medios.

 

El midrash nos ratifica esto, y además nos da otra lectura sobre esta decisión de enviar exploradores a la tierra prometida. Nos cuenta que la decisión de enviar a estos espías fue de Moisés, por petición del pueblo y nos da varias razones por las cuales ellos creían necesario ir a explorar la tierra. Nos dice que  Cuando Moshé escuchó la solicitud del pueblo, él respondió: "Yo nunca doy un paso antes de consultar a la Shejiná. Accederé sólo si Hashem ratifica vuestro plan."

 

Moshé preguntó al Todopoderoso, "¿Estás de acuerdo en enviar Espías a La tierra de  Canaán?"

"Si tú lo deseas," replicó Hashem, "Yo no te impediré. No obstante, envía exploradores por ti mismo, Moshé; no por Mí, indicando su descontento. Yo no estoy envuelto en este proyecto."

Sin embargo, el trasfondo del asunto es que el pueblo tenía desconfianza y nos lo explica con la siguiente historia:

 

El príncipe había llegado a la mayoría de edad. Una novia adecuada debía ser encontrada. Su padre escogió para él una muchacha a quien había seleccionado cuidadosamente de todas aquéllas que eran elegibles.

"Yo tengo una muchacha maravillosa para ti," informó a su hijo. "Ella es sabia, hermosa, instruida, y de noble linaje. Posee todas las cualidades que alguien podría desear."

El hijo no estaba convencido. "Déjame conocerla," le dijo a su padre, "para verla yo mismo."

El rey se irritó grandemente de que su hijo no confiara en él. "Si yo rehúso su solicitud," pensó, "él asumirá que ella es fea. Por consiguiente le permitiré conocerla, para que pueda convencerse de que es verdaderamente hermosa. No obstante, dado que no me creyó, no lo dejaré casarse con ella. En cambio, reservaré esta muchacha para su hijo."

Es esto lo que sucedió en la tierra de Canaán, fueron los hijos de los espías y del pueblo los que entraron a la tierra de Canaán.

 

Dice el Midrash que Moshé estaba todavía en un estado de shock por la tzaraat (tipo de lepra) que le había sobrevenido recientemente a su hermana. El careció de su usual claridad de mente para comprender completamente la significación de la respuesta de Hashem y entonces accedió a la petición de los hijos de Israel.

 

Sin embargo con un poco de sentido común tenemos que preguntarnos ¿cómo es posible desconfiar, después de ser testigos oculares de  la saga bíblica? La respuesta está en el interés oculto de estos exploradores. Ellos no estaban preocupados por el bien de los otros, ellos solo querían ir a verificar si en ese sitio se mantendría su kavod (su honor, su estatus, sus privilegios como príncipes, su orgullo, su reconocimiento,etc), lo cual nos habla de la energía de la semana, que  es fuerte y particular.

Kavod se traduce como honor, pero también tiene la misma raíz que la palabra  kaved que significa hígado, cargado o pesado. Recordemos que el hígado está relacionado con la sangre y sabemos que la sangre es el vehículo del Nefesh (parte instintiva del alma). Por lo tanto nuestro hígado purifica la información espiritual que hay en la sangre sobre nuestros deseos básicos y nuestras pasiones. Dicho de otra manera el Kavod intensifica nuestra animalidad y nuestro nexo con el ángel de la muerte en cada aspecto de nuestra vida, ya sea económico, relacional o a nivel de salud, y el lokavod, que es la humildad o mansedumbre, nos conecta al Árbol de la Vida.

 

A propósito de esto, Moisés les dice a los exploradores que quiere saber si en esa tierra hay  árbol, palabra escrita en singular. El Rashi nos enseña que solo los tzadik conectan con el Árbol de la Vida, por lo tanto Moisés les estaba preguntando en realidad: ¿Hay algún tzadik en esa tierra? pues el tzadik representa el poder espiritual de un pueblo. Si en esa tierra hubiesen encontrado un solo tzadik, la guerra se consideraba perdida antes de comenzarla.

 

Mis amigos, una tierra en desgracia, es una tierra en donde no hay árbol, sin embargo recordemos que el Zohar nos enseña que cada uno de nosotros puede ser un tzadik en el nivel en el que se encuentra, de hecho no pasamos de un nivel a otro si antes no hemos logrado un nivel de justo de ese nivel en donde nos encontramos así sea el más bajo. Esto de evolucionar, no es un trabajo solo individual, y si hay una porción en donde esto se evidencia es esta. Un solo hombre condena a toda su tribu a perecer en el desierto. ¿Acaso esta historia no se repite cada día en todos los niveles? El caso más evidente es el político, pero esto se ve en tanto en la  macro como en la micro existencia; sin embargo un árbol puede cambiarlo todo, y ni Dios mismo puede ir contra un tzadik.

 

Ahora vamos a tocar más profundamente el tema del kavod. Lo primero que tenemos que recordar es que Israel es un estado del Alma, un nivel superior que nos conecta con niveles metafísicos por encima de la materia. Por eso se dice que los Benei Israel están enraizados en los 70 rostros de la Torá, que son pensamientos  y  enseñanzas que guían al hombre en su corrección.  Recordemos  que está escrito que Dios  le

ofreció la Torá a 70 naciones y todas la rechazaron, siendo que los Benei Israel la aceptaron. ¿De qué se trata esto? El hígado tiene 70 vasos sanguíneos, que corresponden a 70 influencias negativas de nuestro carácter que provienen del egocentrismo y que nos conecta al materialismo, esto es llamado en la Torá “las 70 naciones” que son  la consecuencia nefasta del kavod. Pero si por el contrario, una persona desea elevación sobre lo material, el hígado mismo será su mejor aliado, purificando la sangre de esas bajas pasiones, cosa que se logra estando conectados con la Torá.

 

Veamos esto en mayor profundidad. A estos representantes de cada tribu se les pidió un informe objetivo y no su opinión personal sobre lo que había en la tierra de Israel, pues estas, las opiniones, se convierten en decretos. Esto fue el primer error, cosa que también nos sucede a nosotros. Ante una dificultad, perdemos la capacidad de análisis porque las emociones nos sobrepasan. De allí la importancia de no accionar bajo un arrebato emocional, que es siempre un mal consejero.

Por otro lado, a pesar de haber presenciado las consecuencias del lashon hara de Miriam, la hermana de Moisés, los espías  cometieron Lashon Hara contra la tierra de Canaán, cosa que fue el segundo gran error.

La tierra que nos acoge está viva y es una entidad energética con la que tenemos que estar constantemente reconciliados porque todo lo que consumimos viene de ella.

Hoy en día no medimos las consecuencias de hablar mal, de lanzar decretos negativos al vacío, por eso esta porción trata de enseñarnos las consecuencias dolorosas que pagamos por ello. El Tana, Shimon Ben Galiel, quien fue el primer Nassie de Israel (presidente de Israel) después de la destrucción del segundo templo, y uno de los 10 mártires, dijo: Toda mi vida he crecido entre sabios y no he encontrado nada mejor para el cuerpo que el silencio.  En el silencio podemos encontrar fuerza para confrontar las dificultades. Nuestras angustias y penurias debemos hablarles para alguien que nos va ayudar y apoyar, y nunca para quejarnos o compadecernos de nosotros mismos.

 

También sucedió que  los exploradores  vieron tanta abundancia que se dieron cuenta que en esta tierra todos serian iguales, entonces perderían su estatus, su liderazgo y pasarían a ser uno más, por lo tanto prefirieron condenar a toda esta gente a morir en el desierto antes que perder su reconocimiento. Es así como pasan históricamente de ser exploradores a espías.

También ellos eran llamados  Nassie, que como ya dije se traduce como príncipe, presidente o mandatario, palabra que se escribe con la letra hebrea nun, shin, yud y aleph. Estas letras componen también dos palabras que se oponen en su significado: Iesh, que significa  existencia y Ein que significa nada o no existencia.

Estas  dos palabras que componen la palabra Nassie  nos enseña un principio básico de la Torá que dice: “todo  se forma de la no existencia hacia la existencia”. Es decir si quieres existir, tienes que buscar la no existencia. Pero si partes  de la existencia, con toda seguridad vas a la no existencia. Por ejemplo, el reconocimiento viene del empeño propio de no reconocimiento, pero si alguien ejecuta una acción partiendo del deseo de reconocimiento, con toda seguridad jas veshalom, vas a estrellarse contra un muro. En conclusión, todo lo que perseguimos para placer o beneficio del ego o para que el ego   persista como gobernante de nuestras vidas, está destinado a darnos efectos opuesto a lo buscado. Cuando partimos en cambio, de la no existencia nos convertimos en Nassie.

 

Esto es tremendo porque en mayor o menor grado, dependiendo del tipo de liderazgo que tenemos en nuestra vida cotidiana, sacrificamos a todos y a todo por mantener un cierto tipo de reconocimiento, que a pesar que nos conecta con la muerte, nos hace creer que nos da vida, pues cada alabanza o elogio es como un chispazo de luz directa que recibimos y que actúa como una droga. Mientras más recibimos más queremos, hasta comprender que es absolutamente estéril espiritualmente, porque cuando estamos yo con yo, sabemos que hay falsedad detrás de eso que queremos mostrar, y si no lo sabemos, la vida se encarga de mostrarlo.

 

También tenemos que decir que a veces hacemos las cosas no solo para mostrar que somos buenos, ejemplares, dignos o grandiosos, lo hacemos buscando amor. Sin embargo el resultado es lo opuesto, porque el amor es un estado natural que nace en sí mismo y cuando es auténtico no necesita que nadie lo reconozca, ya que la necesidad de  reconocimiento externo parte de la carencia interna que se tiene. Si no sé como amarme, necesito a como dé lugar sentir el amor de alguna parte, pues el amor es el combustible de las emociones, así que lo busco como pueda y donde pueda. Esto es un error de cálculo, porque el orden de los productos si altera el resultado. El amor nace de lo interno y va hacia lo externo, es decir nace de la no existencia y va hacia la existencia.

 

La pregunta es: ¿cómo amarme cuando internamente no siento tener nada  que amar? La respuesta está en la sefirá de Jesed ubicada en la columna derecha del Árbol de la Vida, que es energía masculina. Por lo tanto amor es = a movimiento, en otras palabras el amor se consigue a través de acciones. ¿Qué tipo de acciones? Sabemos que Jesed es dar, es perdón, es comprensión, es flexibilidad, es generosidad.  Solo puedes conseguir todos estos  atributos personales a través del otro. No quiere decir que tengamos que ser tontos y dejar que los otros abusen de nosotros. Se trata de entender que en la medida que trabajes en el otro los atributos de Jesed, en esa misma medida ellos se iluminarán en ti. ¿Cómo podemos saber cómo dar y al mismo y poner límites? Cuando el objeto de nuestro Jesed, el sujeto que recibe no representa ningún interés personal. Me explico, si la generosidad es para un jefe o un novio, o cualquier persona que pueda aportarme algún retorno, la inclinación al mal  fácilmente desvía la intención, y en lugar de buscar a Jesed, el ego busca kavod. Podemos reconocer cuando la búsqueda fue de kavod si lo que recibimos es humillación, en el término amplio de la palabra.

 

Tenemos que entender que el otro es una ilusion, asi que de la misma forma que haciendo el mal, no puedes dañar a nadie más que a ti mismo, así mismo no puedes amar a nadie más que a ti mismo. Cuando nos amamos, el amor irradia desde nuestro interior y se expande. Esto no podemos confundirlo con una apariencia egoica de belleza externa, o de conseguir la admiración de los otros, porque con eso seguimos estando en Kavod. Rav Nahman de Breslov dice que hay que huir al kavod como si este fuera una peste.

Esta es la semana del año mis amigos, en el que nuestro kavod se evidencia en la vida de cada uno, así que debemos estar atentos para poderlo identificar.

 

Con esta reflexión me despido y les digo hasta la próxima semana

 

Un abrazo

Maciel

Descarga
Parasha Shlaj Leja 2017 KR.mp3
Archivo de audio MP3 12.2 MB

Si desean incorporarse a nuestro grupo de estudio, pueden escribir a kabalahrenovada@gmail.com para pedir incorporarse a nuestro grupo de whatsapp dejándonos el numero de teléfono con el código del país determinado o seguirnos por facebook que con gusto los añadiremos.

Escribir comentario

Comentarios: 3
  • #1

    LUIS LOPEZ (martes, 13 junio 2017 09:00)

    GRACIAS ESTO ME MOTIVA A DAR A OTORGAR Y NADA MAS

  • #2

    maria saballos (martes, 13 junio 2017 15:42)

    muchas gracias por esta informacion tan valiosa,segun el rabi alberth goslan ,el kavod es la manera de materializar la energia ,como entender este concepto

  • #3

    Ray Paz (viernes, 16 junio 2017 03:00)

    Estimada Maciel, que Hashem te bendiga. Gracias Gracias Gracias

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.

Kabalah Renovada 2015

 

kabalahrenovada@gmail.com