Y esta es las generaciones de Isaac, hijo de Abraham. Abraham engendró a Isaac. E Isaac tenía 40 años cuando tomó  por mujer a Rivka, hija de Betuel, arameo de Padam-aram, hermana del arameo Laban.

 

וְאֵ֛לֶּה תּוֹלְדֹ֥ת יִצְחָ֖ק בֶּן־אַבְרָהָ֑ם אַבְרָהָ֖ם הוֹלִ֥יד אֶת־יִצְחָֽק ׃

 

וַיְהִ֤י יִצְחָק֙ בֶּן־אַרְבָּעִ֣ים שָׁנָ֔ה בְּקַחְתּ֣וֹ אֶת־רִבְקָ֗ה בַּת־בְּתוּאֵל֙ הָֽאֲרַמִּ֔י מִפַּדַּ֖ן אֲרָ֑ם אֲח֛וֹת לָבָ֥ן הָאֲרַמִּ֖י ל֥וֹ לְאִשָּֽׁה ׃

 

Esta es una parasha extraordinarias pues entre otras cosas encontramos aquí el nacimiento de Israel y la lucha entre la inclinación al bien contra el mal. Toldot significa generaciones, por lo tanto el linaje o descendencia de Abraham y Sarah es uno de los  sujetos protagonistas en esta porción.

 

Lo primero que encontramos en la primera frase de la Torá es que Isaac es hijo de Abraham, como si esto no lo supiéramos desde antes. Seguidamente nos dice que Abraham engendró a Isaac, es decir, nos repite que es Abraham el progenitor de Isaac, por si acaso nos quedó alguna duda. ¿Por qué? El Rashi Hakadosh explica que Abraham y Sarah eran ancianos cuando se produjo el embarazo de Isaac, de hecho ella estaba ya menopáusica y que esto genero chismes e intrigas.

 

Entonces, para el Creador era importante dejar tatuado en la historia que Isaac venía del verdadero linaje de Abraham, por tal razón hizo que los pechos de Sarah se llenaran de tanta leche que eran como dos cascadas que generaban ríos de leche materna. Entonces  ella no solo amamantaba a Isaac, sino que era la nodriza de todos los niños de la aldea en donde vivían, porque dicho sea de paso, los pechos  de las otras madres se secaron y así ellas estuvieron obligadas a acudir a Sarah, lo cual disipó las dudas de que ella en verdad había dado a luz a Isaac.

 

Entonces a Dios le quedó un segundo problema, ¿cómo podría probarle Dios al mundo que Abraham era el padre de Isaac, y no un joven de la aldea? El Creador entonces, fabricó una copia de Abraham, es así como dice el midrash que Isaac era el retrato de su padre. Por esas dos razones es indiscutible que Isaac era el primogénito de Sarah y por consiguiente de Abraham. Sin embargo, la guemará dice que algún bufón de la época dijo, que si Isaac era igual a su padre era porque durante los 9 meses de embarazo, Sarah observó un retrato de su marido constantemente para provocar este parecido. Entonces para evitar toda ambigüedad,  la Torá que es la máxima referencia, nos dice dos veces que Isaac es engendrado por Abraham y así no da lugar a ninguna duda.

 

Lo fabuloso de este relato es que estas son cosas que nos suceden todos los días. Jas veshalom estamos enfrentamos calumnias, desprestigio, malas interpretaciones por falta de comunicación, etc.  Y muchas veces, físicamente, no podemos hacer gran cosa para impedirlo. La única herramienta de justicia que tenemos es metafísica y estas herramientas se llaman Abraham y Sarah, que eran las personificaciones del dar, de la bondad y de la generosidad. En otras palabras mis amigos, nuestra tzedaká nos brinda una tanque blindado contra todas estas energías de baja frecuencia.

 

Otro punto importante a retener aquí es que  cada cosa que nos sucede es producto de una obra perfecta de coordinación y coherencia en el universo.

La mayoría de las veces no podemos ver cómo se mueven las piezas en este juego de ajedrez que es la vida, pero lo que sí podemos ver son los resultados. Por ejemplo, cuando dos personas se juntan como pareja. Para que esto suceda, cada uno por su lado vivió montones de acontecimientos que lo puso en el momento adecuado, en el lugar preciso y a la hora perfecta para que se produzca esta afinidad. Sin embargo, si bien en el primer tiempo se siente algo extraordinario, rápidamente olvidamos toda la energía que el Creador utilizó para darnos felicidad y es por eso que dejamos que la inclinación a la mal se infiltre, y es cuando comienzan los conflictos.

 

Fíjense algo, la Torá nos enseña que cuando él Satan se infiltra en el mundo a través de nosotros, nuestro nombre sufre alteraciones, perdemos letras hebreas.

 

Esto está claramente reflejado en la negociación que hizo Abraham con Efron por el campo de Majpelah. La guemará dice que aun cuando Abraham pagó lo que Efron le que pidió sin rechistar, el precio que Efron le pidió era abusivo, era una suma astronómica a la época suficiente para comprar todo un país. Esta es la razón por la cual en el capítulo 23:16 de la parasha Jayei Sarah, antes de la venta de Majpela, en la Torá aparece el nombre de Efron escrito con una Vav y después del pago, Efron perdió la Vav, que dicho sea de paso es la letra que conecta a Maljut con Zeir Anpin, a la tierra con el cielo. En esto vemos un claro aprendizaje  de las consecuencias de nuestras acciones negativa, al perder letras hebreas, jas veshalom, se fuga el mazal.

 

En español dice:

 

Concertado así el convenio entre Abraham y Efron, Abraham le pago a Efrón el dinero que le había dicho ante la presencia de los Heteos, 400 siclos de  plata de buena ley entre mercaderes”.


וַיִּשְׁמַ֣ע אַבְרָהָם֮ אֶל־עֶפְרוֹן֒ וַיִּשְׁקֹ֤ל אַבְרָהָם֙ לְעֶפְרֹ֔ן אֶת־הַכֶּ֕סֶף אֲשֶׁ֥ר דִּבֶּ֖ר בְּאָזְנֵ֣י בְנֵי־חֵ֑ת אַרְבַּ֤ע מֵאוֹת֙ שֶׁ֣קֶל כֶּ֔סֶף עֹבֵ֖ר לַסֹּחֵֽר ׃

 

Sólo después que se produjo el pago, que se concluyó la acción material, Efron perdió la Vav.

Entre paréntesis y para aprovechar al máximo el aprendizaje, es necesario decir también, que hay una segunda razón por la cual Abraham insistió en pagar el precio total de Majpelah. Enseñan los jajamim que Abraham no podía aceptar que la cueva de Majpela fuera un regalo, porque a nivel metafísico el regalo siempre está ligado al dador; Y Abraham quería cortar toda relación que Efron tenía con Majpelah.

 

Es decir, los regalos pertenecen siempre a quien pagó por ellos y es así como vamos dejando lazos en nuestras relaciones. Esto es importante sobre todo en las parejas o sociedades. Por eso les dejo un tips: cuando una relación termina, debemos darle a nuestra pareja un billete, al que le podemos asignar con un marcador un valor simbólico, acordado entre ambas partes, para cortar los lazos que puedan unirnos a esa persona.

 

En fin, esta amnesia y esta falta de gratitud de la que les hablaba anteriormente, y que tenemos con el sistema, también genera el pan de la vergüenza. Me explico a través de una parábola:

 

Un hombre le pidió a Dios un millón de dolares, y como  el sistema, Dios, el Creador o como lo quieras llamar está siempre otorgando, este dice sí a todo. Es así como Dios envió lo que el hombre quería. El problema es que para llegar al mundo físico la luz pasa por una puerta y en ella está parado el Satán. Así que se presentó un problema entre la Neshama del hombre y el Satan. Discutieron y la Neshama alegó que el Satán no puede ir contra la voluntad del Creador, sólo puede poner barreras y obstáculos. Entonces, en un convenio con la Neshama del hombre, el Satán convirtió este millón de dólares en millones de centavos y los regó en el camino que el hombre recorría cada día. Este esperaba con excitación su millón de dolares, y todos los días caminaba hasta su trabajo, tropezándose con céntimos que pasaba por alto porque un céntimo estaba lejos de lo que él pedía.  Es así como este hombre murió decepcionado pensando que sus oraciones no fueron escuchadas. Fue su propia negligencia a la luz lo que le impidió recibir lo que Dios le había otorgado.

 

Esta historia nos deja claro que el pan de la vergüenza es altamente negativo, porque no se trata de que Dios no nos da, se trata de que no recibimos lo que nos está dando, por lo tanto lo que nos da es luz que cae en el mundo y se pierde en el caos. Esto nos sucede a diario, pedimos y obtenemos todo lo que pedimos, solo que la forma en la que nos llega lo que deseamos no es la que esperamos. Solo agradeciendo cada detalle y buscando al Creador en el mundo que nos rodea, en cada pequeña cosa, nos permitirá percibirlo en todo.

Otro punto importante de esta parasha se encuentra en el hecho de que Isaac se casó a la edad de 40 años. La Torá nos presenta esto como un problema porque para iniciar la frase utiliza la palabra Vayehi. Los jajamim dicen que cada vez que esta palabra aparece en la Torá nos indica mal augurio debido a que esta palabra aparece por primera vez en el Génesis, capítulo  1, versículo 3  cuando la luz se ocultó. Dice: “Dios dijo, No habrá luz, y la luz llegó a existir”.  En hebreo es “Vayomer Elohim  vayehi-o”.

 

Veamos esto: Vayehi quiere decir “Y fue” haciendo referencia al pasado, pero si le cambiamos el orden a las letras, formamos la palabra Vehaya que quiere decir “Y será” que es indicativo de futuro y que según los sabios en la Torá indica buen augurio. En otras palabras, la guemará nos está diciendo que el pasado es siempre negativo con relación al futuro. Por lo tanto mis queridos amigos, en esta simple palabra hay un gran aprendizaje, quedarnos anclados en añoranzas del pasado por muy buenas que sean, son el pasado, y estar constantemente evocándolas emocionalmente impide que se produzca la permutación de las letras de Vayehi. De esta manera, jas veshalom, se bloquea lo mejor que está siempre por venir. Esto nos lo ratifica lo que sigue después, dice  Vayehi Isaac Ben. Las iniciales de estas tres palabras Vav (6) Yud (10) Y Bet (2) nos dan una guematria de 18 igual que la palabra Jai que es vida. Es como si Isaac tuvo una vida de mal augurio antes de los 40 y después de su matrimonio con Rivka este augurio cambió.

La pregunta es ¿ Por qué Isaac esperó hasta los 40 años para tener una mujer?

 

Un gigante de la Torá, el Rav Ben Ish Hai, nos explica que la reencarnación en este mundo viene a reparar algo que hicimos en vidas anteriores. Entonces, el alma de Adah Ha Rishon se reencarnó en Abraham. Visto que la caída de Adam se produjo por comer del Árbol del conocimiento del bien y del mal, estas dos partes se adhirieron a su neshama y ambas fueron a parar en Abraham. Sarah entendió esto, y es por eso que envió a Abraham a tener un hijo con su sirvienta, de modo que la parte del mal de Adam quedará en Ishmael, quien representa el lado izquierdo del conocimiento, de Daat. Esta es la razón por la cual Sarah le pidió a Abraham de expulsar a la sirvienta y a su hijo de su campamento. Es para darnos una alegoría de la distinción que hay que hacer en nuestra consciencia entre el bien y el mal antes de poder lograr ver todo perfecto.

 

De este modo Isaac representaba el lado del bien, sin embargo ya expliqué que dentro de Abraham también tenía que existir un Guevura, una limitación que le permitiera limitar el dar, cosa que ya explicamos en las parashiot anteriores. Lo cierto es que Isaac es el lado Izquierdo del Árbol de la Vida de Abraham, lo que nos indica que el alma de Isaac era femenina, era un alma de Nukva. La parte femenina de Adam era Eva, por eso dice la Torá que Eva salió de la costilla de Adám, es decir ellos eran una sola alma. En otras palabra Eva reencarno en Isaac.  Aclaro para que entiendan: todo en esta dimensión es dual, tiene un lado femenino y un masculino. La derecha es masculino y está dirigido por Jojma que es el padre, y la izquierda es femenino y está regido por Binah que es madre. Debajo de Jojma está Jesed, quien es representado por Abraham, y debajo de Binah está Guevura que está representado por Isaac, lo que quiere decir que Isaac es energía femenina.  

 

Nos explica este sabio que Isaac sí murió en el momento de  la atadura de Isaac pues Abraham si cortó su cuello, pero cuando el Ángel lo detuvo Abraham rogó para que su hijo regresara y este resucitó. Esto, nos explica  Beh Ish Hai, es una metáfora que nos señala que el alma femenina de Isaac se corrigió y salio del cuerpo de Isaac y entró la parte masculina de Adam, razón por la cual antes de eso no pudo casarse con Rivka quien recibió el alma de Sarah. Esta es la razón por la cual nos dice esta porción Abraham engendró a Isaac, es porque el Adam que estaba en Abraham transmigró en Isaac. Evidentemente esto nos está relatando el proceso de equilibrio de la Guevurá en Isaac, que es femenina en sus primeros 37 años y que se va equilibrando hasta que 3 años más tarde, a los 40 años logra el equilibrio que le permite casarse.

 

En nuestra vida cotidiana esto nos enseña que cuando tenemos carencias, hay falta de balance entre lo masculino y lo femenino, así que tenemos que evaluar nuestro funcionamiento para ver de qué manera nos equilibramos para poner a fluir las cosas. Tenemos que entender que son nuestras acciones las que pueden producir este equilibrio, así que cuando yo les aconsejo hagan esto o lo otro no lo tomen a la ligera, yo no me las invento. Sobre esto hay una riqueza enorme en  la Torá, en el midrash, en el Talmud, en los escritos de los  jajamim, en las segula, etc. Solo él que acciona obtiene resultados.

 

Otro aspecto de la parasha que quiero tratar es el hecho del reclamo que hace Rivka cuando sabe que  está embarazada de mellizos. Es extraño que una mujer que pasa por 20 año de esterilidad y que reza todos los días para poder engendrar un hijo, se moleste porque en lugar de un hijo le vinieron dos. Lo cierto es que esto le causa una gran contrariedad. Para entender esto, tenemos que ir al capítulo en donde Isaac y Rivka se encuentran por primera vez. En el capítulo 24, versículo del 63 al 65 dice: Cuando se detuvo (Isaac) para meditar en el campo al caer la tarde y alzó los ojos, vio a lo lejos que venían camellos. Y Rivka alzó la vista, vio a Isaac y se cayó del camello. Y le preguntó al siervo: ¿Quién es ese que se acerca por el campo hacia nosotros?, y le respondió el siervo: es mi señor. Entonces ella tomó su velo y se cubrió.

El camello nos hace referencia a la letra gimel que es la letra número 3 del alfabeto hebreo, que en sí misma representa la generosidad y bondad de Tiferet.

 

Por tal razón Rivka era la mujer adecuada para engendrar a Jacob y de allí su molestia por encontrarse también con Esav dentro de ella, que claramente venía de Isaac. Dice la guemará que esta referencia al pudor de Rivka al cubrirse la hicieron meritoria de  este doble embarazo, pero el lado del mal que estaba en ella venía de Isaac y no de ella. En otras palabras ella protestaba porque a ella no se le reveló antes esto, y ella no pudo hacer como Sarah, darle a su esposo una sirvienta para sacar de ella al mal.

 

Esto nos sirve para entender que aun cuando Isaac corrigió a Guevurá, en esta reside ese oponente que todos tenemos dentro y que forma parte de este mundo. Con cada actitud negativa, cada emoción  jas veshalom se engendra un Esav que se infiltra en este mundo. Y por el contrario la Teshuva que hacemos va construyendo a Israel, quien estaba representado en Jacob.

 

En fin mis amigos, esta semana, en este próximo Shabbat nos llega una energía extremadamente poderosa, nos da la oportunidad de ganar este pedacito de consciencia superior llamada Li Rosh o Israel, que es un germen que empieza a desarrollarse para elevarnos de nivel. Si hay algo que puede cambiar nuestro mazal es la lectura de la Torá en este shabbat que nos otorga este nivel intelectual.

 

Un fuerte abrazo y hasta la próxima

Maciel

Descarga
PARSHA TOLDOT 5778.mp3
Archivo de audio MP3 10.2 MB

Por otro lado, sabemos que la tzedaka y el diezmo son luces disponibles que aumentan nuestra capacidad de generar sustento. Por tal razón permitir que  los otros colaboren para el mantenimiento de la pag de Kabalah Renovada y con los proyectos de expansión que tenemos es una mitzva, pues los hace partícipe de la beraja que recibimos al compartir los secretos de la kabalah que se hacen a través de esta pag que trae bienestar a muchas personas. Por eso les dejo el link de paypal a través del cual pueden hacer sus donaciones. Mil gracias de antemano y que las luz del creador multiplique al infinito su generosidad.

Sabemos que los controles de la moneda y controles cambiario han dificultado el proceso de diezmo del grupo que estudia en Venezuela y dado que diezmar y dar tzedaká para difundir el verdadero estudio de la Kabalah trae beraja, mi hermana me dejó disponible una cuenta local para la gente de Venezuela que me han expresado su deseo de colaborar con nosotros en moneda local. Ella se encargará de transmitirme sus donaciones. Solo les pido que me informen en privado a kabalahrenovada@gmail.com para llevar un control preciso de ello.  Mil gracias de antemanos a todos por ser partícipes de la difusión y expansión de Kabalah Renovada.

 

 

 

BANCO NACIONAL DE CRÉDITO

 

CUENTA CORRIENTE NÚMERO 0191 0078 26 2178015371 A

TITULAR: LUCIA COLOMBO. C.I. 8.691.483



Si deseas formar parte de nuestro grupo de estudio de Whatsapp o de Telegram, escribenos a kabalahrenovada@gmail.com para enviarnos tu número de teléfono completo, incluyendo el código del país en donde vives. Whatsapp o Telegram son el medio más directo, completo  y detallado de compartir nuestra enseñanza.  También puedes dejarnos tu dirección email a través del cual recibirás solo la parasha de la semana o puedes seguirnos por facebook.

Escribir comentario

Comentarios: 0

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.

Kabalah Renovada 2015

 

kabalahrenovada@gmail.com