“Y  se asentó Jacob en la tierra en donde residió su padre, en la tierra de Canaán”.

 

Esta parashá es muy interesante porque encontramos varios episodios contrastantes y dramáticos al mismo tiempo. Aquí aparece Yosef, quien es el arquetipo de la sefirá de Yesod dentro del Árbol de la vida.Yesod es la sefira del fundamento, es decir es la energía que sienta las bases de lo que es nuestra vida. Si las bases son sólidas y bien estructurada entonces la vida que desarrollaremos es como la de Yosef, cada dificultad es un escalón que nos lleva hacia el éxito.

 

Por otro lado aquí se nos explica también porque comenzaron las dificultades de Yosef. La torá nos relata varios episodios que le valieron el odio de sus hermanos. Primero fue la vanidad ostentando  la bella túnica que le regaló su padre. Hemos hablado lo importante de la discreción sobre los bienes materiales pues debemos por un lado cuidarnos del mal ojo, y por el otro debemos cuidar del otro, es decir, debemos hacer lo posible por no generar envidia en el otro o algun tipo de energia negativa.

 

También aquí vemos que Yosef tiene dos sueños proféticos, sueña que sus hermanos se inclinan ante él, y luego viene un segundo sueño en donde los astros el sol y la luna se inclinan ante el. Pero en lugar de quedarse callado, el va y le cuenta a su familia el sueño, lo cual lo coloca en una posición de grandeza ante los otros, que solo sirve para atizar el odio de sus hermanos contra el.

 

Yosef era el hijo preferido de su padre Yaacob por lo cual se establece una especie de relación de aprobación, es decir Yosef estaba constantemente probando lo bueno y talentoso que era para hacer sentir orgulloso a su padre y al mismo tiempo, le contaba a su padre lo mal que se comportaban sus hermanos. Todo esto sentó un precedente terrible que desemboca en el acontecimiento que lo catapulta hacia el éxito. Sus hermanos lo venden como esclavo. ¿Porque? Sabemos que no se mueve una hoja en este mundo si no es por mandato divino. ¿Cómo es posible que Yosef pasara por esta experiencia de ser esclavo?, ¿que le quería decir la vida con esto? Dice el zohar que esto es una metáfora sobre la relación entre  el hombre y su ego. En verdad somos esclavos del ego y no lo sabemos, somos esclavos de la ira, de la tristeza, de la lujuria, etc. Yosef fue esclavo de su vanidad y de su capacidad profética, fue esclavo de esa visión de grandeza que tenía sobre su mismo y por eso sus hermanos lo odiaron.

 

Sin embargo, a pesar de eso, dice el zohar que los hermanos de Yosef estaban colaborando con la shejiná al momento de venderlo como esclavo. Porque si bien su destino fue retrasado por 22 años, la providencia divina estaba solo puliendo a un diamante para que llegado el momento, este brillará para el mundo entero. Cada uno de nosotros pasa por un lavado automático, cada experiencia traumática, cada experiencia dolorosa, cada enfermedad jas veshalom, cada encarnación sirve para ser tallados como joyas, para mejorarnos hasta ser merecedores de estar plenos de la luz del creador. Por eso de todo lo que nos pasa debemos decir Gam Zu Letova, todo es para bien.



 

En años anteriores hemos hablado de la moraleja de todo esto. Ya he dicho  que el zohar explica que todo lo que sucede en este mundo depende de un sueño o de una proclamación antes de que ésta se vuelva realidad. Explica que antes de que una cosa entre en este mundo, una proclamación resuena en el cielo, desde donde es esparcida a través del mundo ya sea a profetas, a sabios, a través de los pájaros o a través de sueños.

 

En resumen los sueños deben contarse solo a alguien que nos ama, pues su interpretación tiene la capacidad de cambiar el decreto encriptado en el. El que nos ama solo quiere nuestro bien, por lo tanto esto favorecerá la realización del sueño. Dice el zohar que el sueños no interpretado es como una carta sin abrir. Todos soñamos, solo que no lo recordamos. De hecho no sucede nada en nuestras vidas sin que antes sea anunciado, solo que no estamos conscientes de ello. Hay un poder morando en el sueño, pero tal y como sucede con una carta no abierta no conocemos su contenido. Debemos confiar en la shejinah pero esto no es gratuito. Es decir, cada uno debe hacer su trabajo de crear afinidad de forma con la divina providencia, tenemos que asegurarnos de no expulsarla de nuestras vidas y luego hay que soltar, lo que sea que suceda es siempre para el bien.

 

 Este año quiero ir a las profundidades de la sefirá de Yesod para que podamos reparar estas bases débiles que hay en la vida de cada uno, pues todos tenemos un Yesod que corregir.

 

Yesod es un centro de energía. Nuestra vida es la expresión de la energía que manejamos. Es decir, todo lo que tenemos y todo lo que somos es el resultado de un cóctel de energías que suceden en un nivel diferente a la fisicalidad.

 

Sabemos que tenemos dos inclinaciones, el yetzer hara y el Yetzer hatov, la inclinación al bien y la inclinación al mal, pero dentro de cada uno hay una inmensa gama de emociones que nos ponchan de un lado o del otro. Venimos a este mundo a lograr un equilibrio entre ambas fuerzas, sin embargo por naturaleza nacemos con una inclinación hacia el  mal muy pronunciada y por eso nuestra lucha comienza por aprender a inclinarnos hacia el bien, de modo de poder lograr tal equilibrio más tarde.

 

Por eso llega un momento que surge en la vida de cada uno la necesidad de confort espiritual, pues solo se puede disminuir el yetzer hará a través de esta energía metafísica que nos rodea. Por ejemplo, en el caso de la kabalah tenemos que la Torá es la herramienta que flagela al yetzer hará. Cada mitzvot tiene el propósito de hacernos mejores personas. Por ejemplo, sabemos que nacemos con la naturaleza egoísta, por consiguiente, la mitzva  de la tzedaká va construyendo la generosidad en nosotros. Honrar a los padres por ejemplo, va construyendo la gratitud. La prohibición de idolatría va construyendo la emuna, y así sucesivamente, cada mitzva va purificando una parte nuestra que está tomada por la inclinación al mal.

 

Tenemos que entender que el Yetzer hará es un robot, es un ángel programado para resistir al bien. Si alguien nos da un buen consejo, el santan buscará el modo de provocar la duda, o de generar a alguien que nos aconseje lo contrario. Si quieres hacer una donación, el satán te recordará todas las carencias que tienes para evitar que lo hagas. Si tienes una tentación sexual enfrente, el satán nos susurra cosas al oído, por ejemplo: no seas fanático, disfruta, es Hashem quien te envía este disfrute, ya despues hara teshuva,etc.

Lo cierto es que es este ángel de la muerte el que, con nuestra complacencia, socava nuestro Yesod, el que debilita nuestro fundamento.

 

Para que exista una sefirot tiene que existir un envase lleno de luz, la luz llega en masa, en abundancia, el problema está en que no tenemos el envase de igual proporción para recibirla.  A nivel práctico, ¿que es el envase? es  nuestra alma.

 

¿Cómo podemos intervenir en ella?, pareciera que es algo que está fuera de nuestro alcance. Cuando seguimos al calendario hebreo, encontramos ciertas conexiones que propician este tipo de intervención, son herramientas que nos da la Torá para poder afectar nuestro envase.  A propósito de ello, nos llega Janucá, que es una de las celebraciones más importantes, pero curiosamente esta es una festividad que no está marcada en la Torá. Se establecio como conexión festiva gracias a la observación de sabios que poseían Ruaj Hakodesh, es decir, el milagro de janucá se produjo pero fue el año siguiente que los sabios vieron que regresaba esa misma luz en la misma época, y cómo esto se repitió una y otra vez se establecio como festivo a pesar de que no está escrito en la Torá. Por eso se dice que esta luz fue provocada por el hombre y no por Hashem.

 

Las luces de Janucá son la rectificación del caos. Es muy simple pues Se trata de encender velas, pero hay que entender la profundidad que hay detrás de ello.

 

Si vamos al génesis encontramos que los astros incluyendo el sol y la luna fueron creados el cuarto dia. Sin embargo vemos que en el dia 1, 2 y 3 también había luz. Pues bien, el Talmud le llama Ohr Haganuz, la luz primordial del creador. Dice la Torá Vay erev vay boker, es decir que hubo 12 horas de Ohr Haganuz los primeros 3 días de la creacion, 12 horas el domingo, 12 horas el lunes y 12 horas el martes, lo cual nos da un total de 36 horas de ohr Haganuz. Dicen los sabios que cada vela de Janucá representa una hora de esta magnífica luz primordial, por eso encendemos un total de  36 velas durante los 8 días de Janucá.

Ahora, tenemos que el Talmud dice algo muy interesante, para crear al hombre esta luz de Ohr haganuz regreso el dia viernes y estuvo activa por 12 horas, luego el hombre cae y hashem se prestaba a retirar la luz pero en ese momento llego Shabbat y Hashem no pudo remover la luz y esta se quedo activo nuevamente 24 horas, es decir la luz de Ohr Haganuz estuvo de nuevo activa por 36 horas más, 12 del viernes y 24 horas de shabbat. Aquí estamos hablando del primer Shabbat de la creación lo cual nos refleja una segunda herramienta de conexión en el dia de shabbat y durante su preparación. Pero bueno volvamos a Januca

 

Ahora tenemos que entender que la luz del dia fue creada el cuarto día, por lo tanto esta luz de Ohr Haganuz es otra cosa, es un concepto espiritual, Ohr significa Jojmah, Binah y Daat, las primeras 3 emanaciones llamadas Mojin, intelectos, lo que quiere decir que Ohr se trata del poder del entendimiento. Muchas veces vivimo cosas que no entendemos y esto es casi que un suplicio, hay algo interno que nos pide entender, en realidad son estos intelectos que piden ser traducidos.

Si estos intelectos están brillando correctamente entonces entenderemos todo lo que nos rodea, pero si no es el caso no entenderemos nada.

Por otro lado Haganuz quiere decir oculto, entonces Or haganuz significa entendimiento oculto,  son conceptos, situaciones o luz que no está revelada para nosotros.

 

El hecho de estar en este mundo implica estar enfrentado constantemente al Yetzer hará,  este nos está proyectado una película constantemente. Como toda película esta tiene que ser vista cuando la luz está apagada, si vamos a una sala de cine no podemos ver la película mientras las luces están encendidas. El Yetzer hará se expresa a traves de 3 maneras:

Rabia e irritación

Miedo y ansiedad

Tristeza y desesperanza

 

Estos grupos de emociones son los que hacen que apaguemos la luz del creador, lo que no nos permite verlo.

La pregunta es entonces cómo conectamos con esta luz de Ohr haganuz durante de Janucá, es cuando todo lo vemos perfecto y para el bien. Si podemos entender este punto, cosa que no es nada fácil cuando estamos llorando por un desengaño, por una bancarrota, por un problema de salud jas veshalom etc,

 

En Januca recibimos la luz de Ohr Haganuz, por lo tanto para conectar con ella al encender las velas, nos quedamos mínimo 40 minutos observandolos y solo tenemos que pensar en que todo es para el bien, gam zu letova y así mismo pedirle a Hashem que haga brillar nuestra emociones con el entendimiento, que haga brillar nuestro corazón con el Ohr Haganuz para poder tener el entendimiento para el resto del año, de que todo es pâra bien. Si en ese momento viene el yetzer hará a mentirnos, provocando cualquier situación negativa que nos viene a la cabeza, tenemos que combatirlo retornardolo todo para el bien. Por ejemplo Que si rompi con mi pareja, decimos:gam zu le tova es porque alguien maravilloso está por venir. Que si perdi dinero, Gam zu letova, nada de lo que es mio puede ser arrebatado, así que si lo perdí realmente es porque lo debía, y de lo contrario regresara a mi multiplicado. y Asi sucesivamente debemos redefinir la pelicula que nos envia el Yetzer Hara, cada situacion debe ser retornada mentalmente hacia el bien.

La única manera de conectar con Ohr haganuz y afectar a nuestra alma con ello es entendiendo que todo es para el bien.

 

Esta energía entrara a la Sefirá de Yesod y así mismo se proyectara en nuestra fisicalidad como el resultado natural un trabajo de consciencia.

 

Con esta recomendación me despido hasta la próxima

 

Un fuerte abrazo a todos

Maciel







Descarga
PARASHA VAYESHEV 5779.mp3
Archivo de audio MP3 9.3 MB

La tzedaka y el diezmo son luces disponibles que aumentan nuestra capacidad de generar sustento. Por tal razón permitir que  los otros colaboren para el mantenimiento de la pag de Kabalah Renovada y con los proyectos de expansión que tenemos es una mitzva, pues los hace partícipe de la beraja que recibimos al compartir los secretos de la kabalah que se hacen a través de esta pag que trae bienestar a muchas personas. Por eso les dejo el link de paypal a través del cual pueden hacer sus donaciones. Mil gracias de antemano y que las luz del creador multiplique al infinito su generosidad.

Sabemos que los controles de la moneda y controles cambiario han dificultado el proceso de diezmo del grupo que estudia en Venezuela y dado que diezmar y dar tzedaká para difundir el verdadero estudio de la Kabalah trae beraja, mi hermana me dejó disponible una cuenta local para la gente de Venezuela que me han expresado su deseo de colaborar con nosotros en moneda local. Ella se encargará de transmitirme sus donaciones. Solo les pido que me informen en privado a kabalahrenovada@gmail.com para llevar un control preciso de ello.  Mil gracias de antemanos a todos por ser partícipes de la difusión y expansión de Kabalah Renovada.

 

 

 

BANCO NACIONAL DE CRÉDITO

 

CUENTA CORRIENTE NÚMERO 0191 0078 26 2178015371 A

TITULAR: LUCIA COLOMBO. C.I. 8.691.483



Si deseas formar parte de nuestro grupo de estudio de Whatsapp o de Telegram, escribenos a kabalahrenovada@gmail.com para enviarnos tu número de teléfono completo, incluyendo el código del país en donde vives. Whatsapp o Telegram son el medio más directo, completo  y detallado de compartir nuestra enseñanza.  También puedes dejarnos tu dirección email a través del cual recibirás solo la parasha de la semana o puedes seguirnos por facebook.

Escribir comentario

Comentarios: 0

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.

Kabalah Renovada 2015

 

kabalahrenovada@gmail.com