Elohim Mevoraj, Mem



Mem מ es la letra que ocupa el número 13 dentro del alfabeto hebreo y su guematria es la número 40. Mem מ es una de las tres letras madres de las cuales nos habla el Sefer Yetzirah (ella representa al elemento agua, la Shin  ש al fuego y Aleph  א al aire). Por ser el agua primigenia, Mem מ es la representación de  la matriz cósmica de la creación y su líquido amniótico.


Mem מ es la letra que encabeza la palabra Melej מלכ  (Rey), y, por eso, ella se propuso para crear al mundo. Dice el Zohar que Dios respondió ante ella: “...Yo no crearé al mundo contigo, ya que el mundo necesita un Rey. Regresa a tu lugar. Tampoco crearé al mundo con las letras Lamed y Jaf (kaf), que componen la palabra Melej, porque el mundo no puede vivir sin un Rey”.


El Zohar explica que la letra Mem de la palabra Melej מלכ representa a la Sefirá de Jésed (agua) en el mundo de las emociones (Zeir Anpin, ZA), quien recibe la luz de Binah de ZA (conjunto de las 6 esferas emocionales: Jésed, Guevurá, Tiféret, Netzaj, Hod y Yesod). Por eso, esta letra se propuso para crear al mundo, pues ella consideraba que era la adecuada para revelar la Luz de Dios en éste, sin riesgo a que las fuerzas impuras se aferraran a ella (garantizando la corrección completa del mundo). Sin embargo, el Zohar nos revela una información muy poderosa: nos explica que el hecho de que Dios rechazara a esta letra, significa que la Luz no puede ser revelada al mundo sin que primero éste se envuelva en la gran Luz de la palabra que compone el nombre de Melej. Es decir, que nosotros no podemos recibir esta luz que representa la abundancia, si no somos reyes de nuestro mundo. 

Debemos concentramos en desarrollar el Rey que hay en nosotros. ¿Cómo podemos ser reyes y, al mismo tiempo, esclavos de un sistema corrupto? Para comprender esto, debemos descifrar la palabra  Melej מלכ, que está compuesta de 3 letras. Ya dijimos que Mem מ es Jésed (misericordia, la Sefirá semilla de las emociones); Lamed ל representa a Binah (conocimiento, el cual transmite luz a las emociones o mundo de ZA), y la letra Jaf כ (kaf) representa a Maljut (el receptáculo que expresa toda esa Luz). Siendo así, ser un Rey es estar en completo control de las emociones negativas, ser receptores directos de la Luz de Binah, no dejándose dominar ni por los celos, ni por la envidia, ni por la ira, ni por ninguna emoción de baja frecuencia. Eso no quiere decir que tales emociones dejen de existir; por el contrario, ellas representan el mundo del caos, y tienen que entregarnos esa Luz que está depositada en ellas desde hace siglos. Sin embargo, está claro que esta entrega no es voluntaria, y nuestro trabajo es rescatar, ganarnos esta Luz que les sirve para estar vivas. Si este caos existe es porque se alimenta de la Luz que nosotros le damos, porque sólo la luz puede dar vida. ¿De qué manera las alimentamos? Cada vez que sentimos una emoción negativa, cada vez que peleamos, robamos, maldecimos, criticamos, etc., estamos depositando nuestra Luz vital en ese banco del mundo del caos. ¿Cómo, entonces, extraemos esa Luz y la elevamos?  Aprendiendo cuál es el mensaje oculto que las emociones negativas tienen para nosotros. Este es el propósito de todo trabajo espiritual. 

Con base en lo anterior, podemos entender por qué la guematria de Mem מ es 40. Este número está asociado a la depuración de nuestro cuerpo emocional (el mundo de la formación). Por eso, Jesús estuvo 40 días y noches en el desierto, en donde experimentó la tentación del  oponente; el pueblo hebreo peregrinó por el desierto 40 años; Moisés estuvo en el Monte Sinaí 40 días y 40 noches… Recordemos que, en la Kabalah, se nos ha enseñado que existen 4 mundos, y en cada uno de éstos hay 10 niveles o Sefirot, lo cual nos da, en total, 40 niveles que transitar. Este número 40 nos indica una escalera de 40 niveles por donde asciende nuestra alma cada vez que dormimos. El Zohar dice que cada día, mientras estamos durmiendo, ella va a recargarse a su fuente, que es el nivel más alto de Luz (Keter).

Mem מ es una de las letras más hermosas en su contenido. Su posición 13 dentro del alfabeto, es la misma numerología de las palabras Ejad אחד (uno, unidad) y Ahavah אהבה(amor). Esta energía es la misma que recibe un bebé cuando está en el vientre materno, la cual lo sostiene, nutre, cobija, le transmite su amor y toda la información para su desarrollo. Ésta es la esencia de Dios: aun cuando no lo veamos, estamos dentro de la matriz cósmica, la respiramos y nos nutrimos de ella, y cuando podamos aceptar esta realidad, entonces confiaremos. Esto se llama abandonarse a la Voluntad Divina. 



A pesar de su grandeza, la carta que se le ha asignado a Mem מ en el Tarot de Marsella, no tiene nombre, y por eso se la ha asociado con la muerte. Tenemos que comprender que la muerte sólo existe en el mundo de Maljut. Por ello, sabemos que es un estado temporal, un estado de carencia de forma física. Si la muerte de un ser querido nos produce un dolor tan grande, es porque tenemos la sensación de separación con esa persona. No hay nada más doloroso para la creación que la fragmentación que produjo la caída del hombre. Sentir  la pérdida de alguien a quien amamos es el máximo de los dolores, y el único propósito de esta experiencia es que nos sirva de motor para erradicar la muerte de Maljut. Nuestro mundo es el sitio más alejado de la Luz; de hecho, es 100% vasija, no tiene Luz por sí mismo. La muerte llega cuando la Luz que teníamos como cuota de vida (el alma) no puede seguir utilizando al cuerpo que tiene para crecer espiritualmente. Si entendemos este punto, comprenderemos que el fin del dolor del mundo depende de hacer que los niveles del alma se desarrollen. El mundo necesita que desciendan los niveles de Ruaj y Neshamá colectivos.

El personaje de la carta del Tarot asignada a Mem מ, es un esqueleto de color carne (simbolizando la fragilidad del estado material), el cual tiene una guadaña con la que está trabajando (incitándonos a pensar que está vivo y en actividad). Efectivamente,  lo que se conoce en la Kabalah como el Ángel de la muerte o el oponente, no duerme nunca. El tampoco posee energía por sí mismo; por lo tanto, para mantenerse vivo necesita que le demos nuestra Luz. Por ello, cada día recibimos impulsos para ser sometidos por las emociones negativas (él nos está tentando permanentemente). Sólo cuando resistimos a esta tentación, recuperamos la Luz que le hemos dado a él y aumentamos nuestra “cuenta bancaria” de Luz a favor del alma.

 

El Zohar se refiere a esta resistencia al oponente como la auto-restricción, porque esta tentación constante siempre está dirigida a satisfacer un placer físico. Nuestro trabajo, entonces, es imponer el placer espiritual sobre el físico. Por ello, cada día representa un desafío de Mem מ. Por ejemplo, la adicción al cigarrillo es uno de estos desafíos. Aun cuando está probado que el tabaco es altamente cancerígeno, se sigue vendiendo y consumiendo por el simple placer del cuerpo. También, la forma en la que nos alimentamos es un gran campo de acción del oponente; de hecho, el pecado original se produjo por el acto de "comer" (sabiendo que esta palabra es utilizada metafóricamente, pero no es por casualidad), señalándonos, de esta forma, la importancia de este acto. Satisfacer nuestro paladar y gula es extremadamente tentador, es el placer egoísta menos censurado del mundo. ¿Egoísta contra quién? Contra nosotros mismos, contra nuestros órganos. Hay tantos factores que intervienen en contra de tener una dieta saludable que no puedo enumerarlos aquí; sin embargo, le pido al lector que se remita a los innumerables libros que hay al respecto. Lo único cierto, en este sentido, es que el placer que nos otorga el sentido del gusto, es uno de los principales factores que nos conduce a la muerte de nuestro cuerpo físico, ya sea por las toxinas que introducimos al organismo a través de los alimentos, o por la mala utilización del verbo, porque la boca simboliza a Maljut (el mundo físico), y es por eso que la kaf representa a una boca abierta. Realmente, podría escribir miles de páginas describiendo los campos de acción del oponente sobre nosotros, y, aun así, pocas personas le darían importancia, porque tenemos la conciencia tomada para centrarla en lo físico y no en lo metafísico.

En fin, amigo, todas estas explicaciones sirven para que nos demos cuenta que nuestro destino está en nuestras manos (las limitaciones son sólo espejismos de nuestra percepción). Si estás leyendo esto, es porque ya despertaste, y, por tal motivo, te invito a que ayudes a otros a despertar a la realidad. El futuro de tus hijos y de los míos depende de la limpieza del mundo metafísico que hagas en ti, y de que lo puedas transmitir a tu línea familiar.


Abrazos.


Maciel


Meditación práctica


Primeramente, se recomienda dibujar la letra (usa la imagen que está en el inicio, en blanco y negro). Luego, observarla de 3 a 5 minutos, cerrar los ojos y visualizarla  frente al tercer ojo. Seguidamente, se lleva la letra a la glándula pineal (en el centro de nuestro cerebro). Por último, se visualiza en el cerebelo (ubicado en la base de nuestra cabeza, en donde se conecta la columna con el cerebro). Para mayor claridad, observa la siguiente imagen, donde está señalada la ubicación de la glándula pineal y el cerebelo en nuestro cerebelo.


 

La anterior instrucción también puedes escucharla en el audio (formato mp3) que te brindamos seguidamente. Recuerda que estas instrucciones son generales, y, por tanto, debes seguirlas para cuando inicies la meditación con cualquiera de las letras hebreas. 


Descarga
INSTRUCCIÓN GENERAL.mp3
Archivo de audio MP3 724.5 KB

 

Una vez que hayas realizado la práctica anterior de visualización, escucha la siguiente meditación, que está construida para que te conectes, de forma específica, con el Elohim Mevoraj, Mem. 

 

 

Descarga
MEDITACIÓN MEM.mp3
Archivo de audio MP3 6.5 MB

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Maria Gabriela Pardo Arriojas (domingo, 03 abril 2016 13:24)

    Gracias infinitas Maciel que hermosa la meditación, para mí muy apropiada en este momento de mi vida, en el que siento un profundo deseo de conectar con la Madre Cósmica, muy emotivo el momento en que se nos guía al vientre materno, realmente muy hermoso, profundo, conmovedor y sentido... Gracias y Bendiciones

  • #2

    Maciel Karug (domingo, 03 abril 2016 13:34)

    Gracias querida MariGaby un abrazo!!

Kabalah Renovada 2015

 

kabalahrenovada@gmail.com